Compartir
Publicidad
Publicidad

Otro fin de semana desastroso para McLaren

Otro fin de semana desastroso para McLaren
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No levantan cabeza en Woking. Es increíble ver como a principios del año esperaban ser de los últimos, rindieron a un nivel decente contra pronóstico y el estancamiento que están teniendo de unas carreras a esta parte. En Silverstone quisieron rendir algo mejor delante de la afición local, pero el varapalo que ya sufrieron en Turquía se ha vuelto a repetir. Ninguno de sus dos coches han puntuado y el resultado final para McLaren ha sido desastroso.

McLaren está siendo la antítesis de Ferrari y no digamos de Red Bull. El MP4/24 sigue teniendo un eje trasero inestable en curvas rápidas, tanto que optaron por correr sin KERS y utilizando el alerón trasero que emplearan en Mónaco. No ha sido suficiente ni para destacar. Casualidades de la vida, entre la Q1 y la Q2 sus pilotos terminaban sentenciados a arrancar desde posiciones muy retrasadas, y durante la carrera no han podido hacer más que luchar con un monoplaza que se muestra claramente indomable.

Heikki Kovalainen se ha llevado sin duda la peor parte de este fin de semana. El finlandés no sólamente tiene cada vez más dudoso su futuro en McLaren si no que su racha de desgracias no cesa. No es el piloto que haga milagros precisamente, así que en carrera se encontraba como su compañero Lewis Hamilton, aguantando como podía. Hasta que se tendría que retirar cuando un fogoso Sebastien Bourdais no calculó bien los límites del bigote de su Toro Rosso embistiendo la rueda trasera izquierda del McLaren de Kovalainen en un intento de adelantamiento. El finlandés se retiró a boxes con la trasera del monoplaza dañada y la rueda que se llevó el impacto reventada.

gp_gran_bretana_lewis_hamilton.jpg

De Lewis Hamilton, lo más destacable ha sido la lucha con Robert Kubica, Nick Heidfeld y Fernando Alonso rondando las últimas posiciones. El británico ha intentado poner de su mano lo que al McLaren le falta. Los continuos contravolantes para intentar tener el monoplaza en pista han sido una constante entre otros sustos típicos de monoplazas difíciles. Aunque también varios fallos propios como una larga salida de pista en Becketts y una mala trazada anterior que llevaría al adelantamiento definitivo de Alonso sobre él. Si el MP4/24 no digiere bien las curvas rápidas y menos enlazadas, menos concesiones parece que le deja al agresivo (quizás hasta brusco) pilotaje de Lewis.

Las caras de Martin Whitmarsh y el equipo en el muro eran todo un poema, y las opiniones que no pretenden ser excusas de Pedro De La Rosa también (y no lo digo con maldad, simplemente porque me ha hecho gracia la tesitura de Pedro haciendo el mea culpa mientras se sonreía como pensando “vaya castaña de coche que hemos hecho aquí”). Me quedo sobre todo con la declaración de que hasta que no les llegue el nuevo paquete aerodinámico que están preparando para el GP de Alemania les toca tirar con lo que tienen.

La presión para mejorar la tienen en su propia casa. Pues tanto para la F1, como para el nuevo campeonato paralelo, Mercedes-Benz seguirá sacándole brillo a un juego de estrellas para ponerle a los Brawn GP. Me estoy imaginando a Norbert Haug con el juego de pegatinas de Mercedes y mirando los BGP001 cual Gollum a su tesoro…

En Racingpasión | Gran Premio de Gran Bretaña de Formula 1.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos