Compartir
Publicidad
Publicidad

Mi Gran Premio de Turquía 2011: sigue la diversión...y el dominio de Vettel

Mi Gran Premio de Turquía 2011: sigue la diversión...y el dominio de Vettel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sé que no es lo estándar en este tipo de crónicas, pero no podía abrir este post de otra manera que no fuera poneros la comparativa del vuelta a vuelta de los Grandes Premios de Turquía de 2010 y 2011, que Iván Illán tuvo a bien compartir en su twitter (@McKormick) el mismo domingo de la carrera. Creo que sobra cualquier comentario al respecto de lo que nos dicen las líneas.

A estas alturas, y tras cuatro Grandes Premios, ya podemos oficializar que la nueva Fórmula 1 de este 2011 va a seguir una tónica de carreras locas y divertidas hasta final de temporada. Bien, quizás me anticipo un pelín. El Gran Premio de España que está a la vuelta de la esquina será posiblemente el examen más duro que nos quede por delante, pero entre Pirelli y el DRS, creo que se volverá a superar sin demasiados problemas.

Paralelamente, se ha convertido en absolutamente imposible seguir una carrera sin Live Timming. Los que todavía no estéis habituados a ello, probablemente no estéis disfrutando de las carreras ni la mitad de lo que podríais hacerlo; y los que ya lleváis tiempo con ese hábito, toda la práctica acumulada está siendo puesta a prueba más que nunca esta temporada, ¿no creéis? Yo tengo la sensación que no puedo seguir tantos frentes como en años anteriores, y sin demasiados problemas, podía. Incluso con los que sigo, que normalmente son los grupos de cabeza, siento que me falta información capital para sacar conclusiones exactas de lo que realmente está sucediendo en pista.

Esa información que me falta, y que en determinados momentos de la carrera me trae de cabeza, es la de los neumáticos. El domingo en Turquía este “problemilla” se elevó a la máxima potencia. Pensemos que una estrategia a 4 paradas implica el uso de 5 juegos diferentes de neumáticos. Y la complejidad ya no se reduce únicamente al hecho de saber si se monta duros o blandos, sino a intentar averiguar si se trata de juegos nuevos o usados.

Webber y Alonso en el GP Turquía 2011

Este último aspecto no es baladí, pues Webber logró adelantar a Alonso en su último stint gracias a un juego extra de gomas nuevas… ¡del compuesto duro! Os soy sincero: yo estaba convencido que el último stint de Webber sería con las blandas nuevas que se reservó el viernes, y hasta que me hicieron caer en la cuenta que eran duras, pasaron unas cuantas vueltas. ¡Pero esta es la nueva Fórmula 1! Con un ojo en la tele, otro en el Live Timming, y otro en el twitter… espera, ¡que me falta un ojo!... En definitiva, es más fácil que nunca que se nos escapen cosas. Un poco de ayuda de la FOM, sobre todo en lo que respecta a información (crucial) sobre neumáticos, no estaría nada mal, como reclamé ya en la primera carrera del año.

No quería dejar pasar la oportunidad de compartiros estas reflexiones, pero toca centrarse en lo que dio de sí la carrera, que no fue poco. Ya no sorprende a nadie el dominio de Sebastian Vettel al frente, pero os aseguro que debería. Aunque la diferencia de tiempo parezca mínima, creo que la superioridad del alemán fue mayor que en otras carreras. Todos estaremos de acuerdo que no tenía que arriesgarse a hacer sólo 3 paradas si el resto de rivales directos iba a 4, pero Vettel bien hubiera podido hacer 3 paradas, como se ha confirmado oficialmente, y de ser verdad, no es una buena señal.

Podemos decir que Ferrari ha mejorado significativamente por haber entrado en lucha directa por posición con el Red Bull de Mark Webber, algo inédito hasta ahora. Pero yo sigo insistiendo que en manos de Fernando Alonso, y con la excepción de China, ese Ferrari 150º siempre ha dado la sensación de ser un muy buen coche en carrera. ¿La diferencia respecto a ocasiones anteriores? Que Alonso pudo gestionar una mala arrancada para estar desde la primera vuelta en los puestos que te dan opción a podium. Ni más, ni menos. El ritmo de Fernando en carrera fue sencillamente espectacular, y las diferencias que evidenció con Massa, en un circuito donde el brasileño es todo un especialista, son muy significativas. Sigue siendo preocupante, sin embargo, que Ferrari pierda de media en boxes 1 segundo por parada. En carreras a tres o cuatro paradas, eso es muchísimo tiempo.

Los McLaren de Button y Hamilton en el GP Turquía 2011

McLaren, por su parte, tuvo un fin de semana para olvidar. Al parecer, esta vez no reservaron juegos nuevos de gomas para la carrera. Si les funcionó en China, no entiendo como no se siguió la misma estrategia. La estrategia de Button fue un auténtico desastre, y para culminar un domingo para olvidar, un problema en el pit stop de Hamilton le dejó sin opciones. Eso sí, la lucha fraticida entre Button y Hamilton en pista fue de lo más bonito de todo el fin de semana (con permiso de otras tantas luchas de incluso tres coches en paralelo). Hasta ahora, eso de pasarse y repasarse era algo que teníamos olvidado en la Fórmula 1, pero el DRS tiene estas cosas. ¿Artificial? Puede, pero es tan y tan bonito…

Tampoco creo que haya que machacar tanto al DRS. También hay muchos adelantamientos fuera de la zona de uso del DRS, y los adelantamientos no son todos tan sencillos como en muchas ocasiones pueda parecer La prueba más clara nos la dio Rosberg, que siendo más lento que sus perseguidores, y montando duras contra las blandas de Massa y Webber, fue capaz de hacerles sudar sangre durante unas vueltas para ganarle la posición. Luego la estrategia escogida por Mercedes pareció dilapidar las opciones que tenía. Aunque siendo una estrategia escogida por Brawn (supongo), y habiendo acabado 5º al final (¿podía haber aspirado a más?), prefiero no criticar al gurú. Y como no tengo ganas de hablar mal de nadie, tampoco valoraré la carrera de Schumacher, por esta vez.

Para terminar, destacar la gran carrera que hicieron Buemi y Kobayashi llegando hasta los puntos cuando lo tenían realmente mal, la aparente mejoría de Williams, y, lamentablemente, una nueva mala carrera de Jaime Alguersuari, esta vez debido a un juego defectuoso de gomas. Si es cierto que en Toro Rosso se está rifando un despido para hacerle hueco a Ricciardo, es urgente que vuelva la mejor versión del piloto catalán. Montmeló es el sitio ideal para hacerlo.

Nos leemos después de Montmeló por aquí, o durante la espera en mi twitter (@smarcusf1).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos