Compartir
Publicidad

McLaren estuvo a punto de ver cómo volvía a volar el título

McLaren estuvo a punto de ver cómo volvía a volar el título
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Eran ocho años de sequía desde el título de Mika Hakkinen en 1999, y lo relativamente fácil que lo tenía Lewis Hamilton en Brasil para proclamarse Campeón del Mundo tenía que calmar los nervios en la escudería británica. Pero el fantasma de lo sucedido el año pasado en Interlagos seguro que estuvo todo el fin de semana instalado en el box de McLaren, y un poco más y vuelve a repetirse la historia.

Aunque pareciera increíble, Lewis Hamilton estuvo a un pelo de volver a quedarse a las puertas del título cuando lo tenía todo de cara, y es que estuvo jugando durante toda la carrera a cumplir el mínimo requerido, algo poco habitual en Lewis. Y casi le sale mal. De hecho, Martin Whitmarsh ha confesado que durante un buen rato de la última vuelta se temieron lo peor: "Realmente, a pesar de las predicciones y los análisis, me preguntaba si la previsión de que podría atrapar a Glock sería acertada".

Desde el box, el mensaje a Hamilton era claro: "Vettel está delante, no tomes riesgos, pero Glock va con gomas de seco y tendrías que atraparlo en esta vuelta". Pero Whitmarsh asegura que tras decirle esto, no paraba de darle vueltas: "¿Realmente será así?". Y con la vista puesta en el GPS, seguía dándole vueltas a la caza de Timo Glock, supongo que con flashes que iban y venían de lo que pasó aquí el año pasado. Pero esta vez, el final de la historia iba a ser bien diferente.

Vía | Autosport

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos