Compartir
Publicidad

Marrakech medirá la capacidad de reacción de los rivales de SEAT

Marrakech medirá la capacidad de reacción de los rivales de SEAT
0 Comentarios
Publicidad

Tras las dos primeras citas de la temporada al otro lado del charco, el dominio de los pilotos SEAT podría definirse como aplastante. Cuatro carreras, cuatro victorias para los coches de SEAT Sport. Esta película ya la he visto anteriormente.

Y el drama sería mayor si Augusto Farfus no le hubiera dado por mostrar una regularidad ausente en años anteriores. Su podium y la cuarta posición en Puebla le acercan a los dos gallos de SEAT. De Yvan Muller poco se puede añadir. El campeón quiere más. En segundo espada de los de Abrera, al menos por el momento, ha cambiado y ese no es otro que Rickard Rydell.

El sueco se podría considerar como uno de los mejores pilotos del mundo si hablamos de turismos. Su palmarés y experiencia nos dicen lo demás. Incluida su victoria en las 24 horas de Le Mans 2007 al volante de un Aston Martin DBR9.

Por detrás del primer no-SEAT se ve un horizonte nuevamente amarillo. Gabrielle Tarquini es el eterno candidato al título. Jordi Gené quizás sea el menos estelar de la galaxia amarilla, pero año tras año, el español cumple.

Andy Priaulx, Jorg Müller, Sergio Hernández y Alex Zanardi les siguen, pero a partir del alemán las distancias comienzan a ser demasiado grandes como para pensar en un aspirante. Aunque con 200 puntos aún por repartir quizás sea demasiado decir.

En cuanto al circuito, Marruecos volverá a recibir una prueba de carácter mundial tras 50 años. El trazado urbano de Marrakech no deja de ser una sucesión de infinitas rectas con ángulos entre ellas. Terreno abonado para la velocidad de los León TDI. Malas noticias para el resto de rivales.

Entre las novedades, aparte del propio circuito, será la primera vez que podamos comprobar si el nuevo sistema de lastres funciona. 60 kilogramos de diferencia, con respecto a las dos primeras citas, entre los BMW y los SEAT (1210 kg.) y el resto (Chevrolet Cruze, Lada 110 y SEAT León gasolina 1150 kg.). Mientras que los BMW privados se quedarán en únicamente 1125 kilogramos gracias a la última cura de adelgazamiento. Diferencias que deberían verse en pista.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio