Compartir
Publicidad
Publicidad

Los peligros de Norisring

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace unos meses, quizás vimos una de las libradas del año. El protagonista era un Abarth 500 en Oulton Park. El pequeño modelo italiano se colocaba a dos ruedas pero con un final feliz. Más allá de la perdida de posiciones. Seguro que al piloto en aquel momento le dió igual.

Esta vez, la situación tuvo un final muy diferente. Al volante, Dennis Rieger. El modelo, un Volkswagen Scirocco R Cup. El lugar, las calles de Nuremberg y el trazado de Norisring. Ya hemos comentado en las previas de esta carrera del DTM que Norisring es un circuito de alta velocidad con tan sólo dos cuervas lentas. Un circuito donde seguro que los comisarios apuestan a ver que piloto se acerca más a los muros.

Velocidad implica tomar riesgos y tratar de ganarle centímetros al circuito, Rieger lo intentó con malas consecuencias. El muro está muy cerca y la posición del coche hacen que podamos pensar en lo peor. Demos gracias a la estructura de seguridad de que esto es una anécdota nada más. Solo viendo como queda el chasis, no podemos hacer una idea de la fuerza del impacto.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos