Compartir
Publicidad

Los coches de competición más bellos de la historia: Courage

Los coches de competición más bellos de la historia: Courage
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El valor competir contra las marcas más grandes, de desafiar a los convencionalismos y de seguir luchando, pase lo que pase. "Courage" hace honor a su nombre con una historia de valientes que trabajaron en pos del sueño de su fundador, Yves Courage, y se convirtieron en una fuerza reconocida en el mundo de las carreras de resistencia.

Desde sus orígenes como un equipo propio que trabajaba para poco más que sí mismo hasta convertirse en un fabricante lo suficientemente valorado como para poder vender unidades de sus coches a equipos privados que pagan por usar su tecnología. Courage tuvo una edad de oro en Le Mans como fabricante local que les identifica casi de forma única con los prototipos de techo abierta o "barquetas".

Cougar C01 - Sport-Prototipo

Courage C01

Inspirado por Jean Rondeau, fundador del equipo Inaltera que acabó conviertiéndose en Rondeau, Yves Courage empezó a trabajar en un prototipo para Le Mans a principios de los años 80. Habiendo nacido ambos en Le Mans, deberían compartir destino, ya que compartían un sueño. El Cougar C01 (la marca usaba este nombre para sus coches en un principio), de hecho, parece tomar algo del aspecto del curioso Inaltera/Rondeau M379B.

Un prototipo pequeño con un motor Cosworth V8 muy parecido al que montaban los coches de Fórmula 1. El debut se produjo en la temporada de 1982, donde con el propio Yves Courage al volante acompañado de dos pilotos franceses, se lanzaron a la conquista de Le Mans. El único problema era que con tan poca experiencia y pocos medios, era imposible tener un buen resultado.

El coche duró 78 vueltas antes de abandonar. Fueron 86 vueltas en 1983 y 156 en 1984, siempre sin terminar la carrera, manteniendo al propio Courage y a Michel Dubois como pilotos. El C01 no llegó a ver nunca la bandera de cuadros en Le Mans, pero había sentado una buena base y había conseguido que Courage se ganase el apoyo de Primagaz, compañía de gas francesa.

Cougar C26S - Sport-Prototipo

Courage C26S

El Cougar C26S tiene una historia curiosa y la anécdota de poder contar que alguno de los chasis fue reencarnado en varios modelos. Empezando como C02, pasaría a llamarse C12 en 1988, aún con motor Ford. Al año siguiente recibió un motor de Porsche 962C y una nueva evolución hacia C22. Todo esto le daba más vida y un parecido curioso a los Porsche de Le Mans, aunque no le dio la energía suficiente como para terminar la carrera.

Courage llegaría a ser séptima en Le Mans en 1990 con el predecesor del C26S. Este último debutó en 1991, donde participó en el campeonato del mundo de resistencia, incluyendo las 24 horas de Le Mans. El coche terminó en una correcta undécima posición de la general, en una carrera donde la mayoría de coches de la categoría C1 tuvieron problemas, con lo que el Courage era de hecho undécimo también en su clase.

En el campeonato, lo mejor fue un quinto puesto en la cita inaugural en Suzuka y un séptimo puesto en la última carrera, en Autopolis, donde se impusieron en la clase C2. Estaba claro que por caprichos del destino, el coche había ido bien en Japón. Esa sería su última carrera ya que de cara a la temporada de 1992, Courage Compétition tenía preparado el C28LM, siguiente en la línea sucesoria, esta vez compitiendo en la categoría C3.

Courage C36 - Sport-Prototipo

Courage C36

Después del éxito del C34, un coche que en 1995 había llevado a Courage y a Mario Andretti a la segunda posición, el C36 tenía objetivos muy claros. En realidad, el C36 llevaba a cuestas las esperanzas de toda la marca, que en cierta forma sentía que había perdido la carrera del año anterior, una carrera que deberían haber ganado el C34. El nuevo coche seguía usando un motor Porsche 935, derivado de aquel motor que se había estrenado en 1989.

Con Henri Pescarolo, Franck Lagorce y Emmanuel Collard como pilotos, el patrocinio de Elf, el apoyo de La Filière y neumáticos Michelin, la estructura imposiblemente francesa parecía lista para luchar por la victoria. Pero en 1996, la parrilla había subido de nivel y los rivales eran competitivos. Este equipo consiguió ser séptimo, mientras que Mario Andretti se quedaba con las ganas de nuevo y terminaba en décimotercera posición con el coche de la estructura oficial.

Les quedaba el consuelo de haber obtenido la mayor velocidad punta del fin de semana aunque servía para poco. En 1997, compartiendo pista con el nuevo C41, el coche de La Filière (aún el C36) volvió a ser séptimo. En 1998, un único C36 batió a los Courage de una y dos generaciones siguientes para terminar en décimoquinta posición. Había sido un intento valiente, pero Courage no había conseguido lo que se proponían. Aún así, el C36 había resultado fiable y había ayudad a expandirse.

Courage C60 - Sport-Prototipo

Courage C60

La nueva máquina de Courage, la primera completamente nueva en varios años, tendría que esperar un poco. Pero cuando lo hizo, lo hizo a lo grande. Se trataba del C60, coche que debutó en el año 2000 de la mano de SMG Compétition, ya que Courage Compétition había dejado las carreras como equipo para concentrarse en la fabricación de sus nuevos coches. La primera carrera para el C60 no fue exitosa, con un abandono tras 219 vueltas. Además del motor Judd que usó SMG en 2000 y que repitió en 2001, se añadieron los Peugeot usados por Pescarolo Sport, que adquirió los C60 para ese año.

La mejor posición fue un décimotercero para este equipo. Parecía que el coche no tenía nada de especial, y es que en 2002 las cosas mejoraron poco. Pescarolo llegó a la décima posición y Courage volvió con un coche de su propio equipo, con el motor Judd de SMG. Pero en 2003 las cosas empezaron a cambiar. El C60 seguía con su progreso estable y era séptimo con el coche oficial, justo por delante de los Pescarolo. 2004 fue un año de descanso para el C60, con el cambio de normativas de LMP900 a LMP1 que hacía que el viejo coche ya no fuera válido.

Pero Courage volvió a por todas en 2005 con una nueva versión del C60, llamada "Hybrid" (a pesar de no usar un motor híbrido). El coche oficial "solo" pudo ser octavo en Le Mans pero el de Pescarolo se subió al podio. También fue Pescarolo el encargado de dar victorias en la Le Mans Endurance Series. Aún así, ellos habían realizado tantas modificaciones al C60 original que ya no podía ser llamado Courage. Claro que seguro que en el equipo de Yves Courage, debió haber alguna tímida sonrisa en pensar que el potencial de su coche había sido realizado, aunque fuera por un rival y con otro nombre.

Courage LC70 - Sport-Prototipo

Courage LC70

Pescarolo había tenido la ventaja de ser un cliente que solo tenía que centrarse en su coche actual mientras que en Courage dividían sus esfuerzos entre el C60 Hybrid y el nuevo LC70 que se estrenó en 2006. Courage volvía de nuevo a competir con un equipo oficial con los nuevos LC70. El debut en Le Mans tuvo un buen principio, con los coches oficiales en quinta y undécima posición general. La asociación con Mugen-Honda daba sus frutos y Courage parecía ser la tercera fuerza.

Un tercer coche, inscrito por Swiss Spirit y con motor Judd, fue noveno en los entrenamientos clasificatorios, cimentando el buen rendimiento del coche. Pero en Le Mans puede (y suele) pasar de todo y ninguno de los LC70 vio la bandera de cuadros. A pesar de la velocidad mostrada en clasificación, la carrera había sido otra historia y no se había conseguido terminar. De cara a 2007, la situación se complicaba tras romper el acuerdo con Mugen-Honda.

Los motores encargados de mover a los Courage LC70 serían los AER para la temporada 2007. El coche era menos rápido en comparación y la llegada de Peugeot como equipo oficial no ayudaba a Courage con el posicionamiento. Por lo menos, esta vez sí que consiguió terminar un coche la carrera aunque con muchos problemas y en vigésimosexta plaza. Tras la compra de Courage por parte de Oreca, el LC70 fue octavo en 2008 con el propio equipo Oreca y undécimo en 2009 bajo la bandera de Signature.

En 2007, Courage fue comprada por Oreca, lo que llevó a la fabricación del Oreca de LMP1 que compitió en años siguientes, utilizando tecnología heredada de Courage. Desde entonces, el ya ex-fabricante de coches de resistencia se centró en actividades concentradas en sacar el máximo partido a la tecnología eléctrica construyendo coches con motores de este tipo. Puede que Courage no siga de la misma forma que hasta ahora, pero una vez más han tenido el coraje necesario para reinventarse y adaptarse a los tiempos que corren.

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, Seat, Citroën, Honda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows, Volvo, Tyrrell, Bentley, Extra IV, Wolf, Sauber, Dome, March, Spice, Bugatti, Minardi, Jordan, All American Racers / Eagle, Dallara, Extra V, Cooper, Benetton, Reynard, Spyker, Shadow

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio