Compartir
Publicidad

Lola-Mazda con algo más que chapa y pintura en las 12 horas de Sebring

0 Comentarios
Publicidad

Este accidente fue el responsable de que los entrenamientos oficiales de las 12 horas de Sebring duraran bastante menos de lo esperado. Un ligero, o no tan ligero, sobreviraje y el Lola-Mazda del equipo Devlin acaba dando alguna que otra pirueta hasta sentarse encima de la típica pila de neumáticos. Accidente que desde la caravana aparcada al otro lado de la verja seguro que se pudo ver la mar de bien. A pesar de lo espectacular del accidente, el piloto sale por su propio pie sin ningún tipo de problema, bueno uno si, como bajar. Otra toma tras el salto.

Vía | Racingworld.it

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos