La lluvia puede ser protagonista en Mónaco

La lluvia puede ser protagonista en Mónaco
Sin comentarios

Si ya es bien sabido que conducir rápido en Mónaco es sólo para valientes, hacerlo sobre mojado es una prueba definitiva para señalar a los grandes del volante. Y este fin de semana, 10 años después de la última carrera sobre mojado en el Principado, amenaza lluvia para el Gran Premio de Mónaco. Y la verdad, está el Mundial como para fallar a estas alturas...

Las calles monegascas no perdonan ni un error, y la lluvia no ayuda precisamente a no cometerlos. En un trazado ya de por sí poco adherente, la aparición del agua hace que entre en juego un factor que ya de entrada es importantísimo en Mónaco: las manos del piloto. Fernando Alonso ya lo comentaba el otro día: "Este es un circuito muy diferente al resto. Aquí todo queda en manos del factor suerte, de cómo te salga la vuelta a ti, más que de cómo vaya el coche. Es una carrera tan distinta que los coches veloces o lentos, constantes o inconstantes, no tienen tanta importancia". Con agua, el talento sale a flote, y es sobre las mojadas calles monegascas que ya sorprendieron en su día el mejor debutante en Mónaco, Ayrton Senna, en 1984, un afortunado Olivier Panis en 1996 (¡esa carrera acabó con sólo 3 coches en pista!), y el último vencedor en mojado aquí: Michael Schumacher, en 1997. A remarcar sobre todo esa histórica prueba de 1984, en la que un desbocado Ayrton Senna rodaba a una velocidad increíble con su Toleman, dispuesto a dar alcance al líder, Alain Prost. La carrera se suspendió por motivos de seguridad en la vuelta 31, cuando Senna estaba a punto de adelantar a Prost, y de esta forma, el entonces director de carrera, Jacky Ickx, privó a Senna de ganar en su debut en Mónaco.

El último precedente de lluvia en carrera en Mónaco data de 1997, año en que la carrera se suspendió al llegar al límite de tiempo de las 2 horas. Entonces ganó un dominante Michael Schumacher, que por aquel entonces sólo tenía 2 títulos de Campeón del Mundo en su haber.

Si ganar en Mónaco es especial, ¡ganar sobre mojado debe ser la leche! Y bien, para los que creen que la Fórmula 1 es aburrida, no quiero ni recordar el último Gran Premio en el que la lluvia hizo acto de presencia durante la carrera...Efectivamente, fue el memorable Gran Premio de Hungría del año pasado, uno de los más emocionantes de los últimos años. La diversión está garantizada.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio