Compartir
Publicidad

La Fórmula 3 británica, cantera de campeones

La Fórmula 3 británica, cantera de campeones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este año que tenemos a Jaime Alguersuari dando guerra en territorio comanche, vamos a hacer un seguimiento con lupa del papel de nuestro compatriota en una de las competiciones con más tradición en el panorama internacional. Ya empezamos a hacerlo este pasado fin de semana con la fortuna de poderos acercar la primera victoria del catalán en Oulton Park, y seguiremos así el resto de la temporada. Pero es de rigor hacer una pequeña introducción de qué es esto de la Fórmula 3 británica.

Si la vara para medir la calidad de una categoría de promoción consiste en evaluar los éxitos de sus participantes en su carrera posterior, la Fórmula 3 británica merece sin lugar a dudas un reconocimiento especial y casi único. No en vano, 5 campeones de la Fórmula 3 británica han firmado hasta 13 títulos de Fórmula 1. Seguro que alguno os suena de algo: Jackie Stewart, Emerson Fittipaldi, Nelson Piquet, Ayrton Senna y Mika Hakkinen.

Pero además, han ganado la F3 británica pilotos como Rubens Barrichello, Johnny Herbert, Gil de Ferran, Takuma Sato o Nelsinho Piquet, y han pasado por sus parrillas sin lograr el título otros nombres que a día de hoy son sobradamente conocidos por todos nosotros, como Nigel Mansell, Alan Jones, James Hunt, Jenson Button, Pedro de la Rosa, David Coulthard, Mark Webber, Anthony Davidson o Marc Gené.

En la actualidad, la gracia de la Fórmula 3 británica consiste en que no ha seguido la cada vez más extendida fórmula monomarca en chasis y motores que se ha propagado por el resto de Europa. En Inglaterra, tienes libertad absoluta para elegir chasis y motor, pero los números nos dicen que para ganar hay que montar un chasis Dallara, gran dominador de las series desde mediados de los 90. Aunque a la hora de la verdad, el equipo de ingenieros y mecánicos y las calidades técnicas (reglaje y desarrollo) y de pilotaje de las jóvenes promesas son los que marcan las diferencias.

Y ahora viene el pero. Evidentemente, esto de la British F3 ya no es lo que era. Hace ya algunos años, el salto a la Fórmula 1 era casi directo, pero con el paso del tiempo, se fueron intercalando escalones intermedios entre ambas categorías, primero la Fórmula 2, después la Fórmula 3000, y finalmente las más recientes World Series o GP2. Es por eso que hay que esperar un poco más para ver brillar a estas jóvenes estrellas en la Fórmula 1.

También ha tenido un importante impacto en este sentido la competencia directa de la Fórmula 3 Euroseries, que está pegando muy fuerte en el panorama internacional de la Fórmula 3, con nombres de peso como los Hamilton, Rosberg o Vettel. Pero sin duda, destacar en la F3 británica, que se celebra en el jardín de las sedes de casi todos los equipos de la parrilla de la Fórmula 1, siempre te pone en primera línea de fuego.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio