Compartir
Publicidad
Publicidad
La Fórmula 1 no empezó con Fernando Alonso. ¿Cuántos pilotos españoles han competido en F1 antes?
Fórmula1

La Fórmula 1 no empezó con Fernando Alonso. ¿Cuántos pilotos españoles han competido en F1 antes?

Publicidad
Publicidad

España es uno de los pocos países en tener en su palmarés automovilístico al menos un título mundial de Fórmula 1. Nos superan Alemania, Reino Unido, Francia, Brasil… y otros lugares con una cultura automovilística mucho mayor que la nuestra. Llegar a donde estamos no ha sido fácil, pero hemos llegado.

De nuestro país han salido talentosos pilotos que, por falta de apoyo, no han llegado donde se merecían. Solo quienes tuvieron la suerte – y se la labraron – para conseguir los recursos necesarios, lo consiguieron; al fin y al cabo, es estar en el momento perfecto en el lugar adecuado. Trece pilotos españoles han sido los que, desde que la Fórmula 1 es Fórmula 1, es decir desde 1950, han competido en la llamada categoría reina del automovilismo.

Abrió la veda el barcelonés Francisco Godia solo un año después de la creación de la F1. Debutó en el año 1951, en casa, en el Gran Premio de España que se disputaba en el Circuito de Pedralbes. Godia, con un Maserati, se clasificó en decimoséptima posición en su primera participación y acabó décimo. Repitió participación en 1954 y en 1956, siempre con la marca del tridente, y en esta última temporada llegó a acabar séptimo en el Mundial, con dos cuartos puestos como mejor resultado. Al final de la temporada de 1957, abandonó el campeonato.

Alfondo De Portago E Edmund Nelson

El segundo, en línea cronológica, fue el Marqués de Portago, Alfonso Cabeza de Vaca. Este noble y adinerado deportista llegó a completar cinco grandes premios como piloto oficial de Ferrari. - Sí, aunque no lo supieras, hubo un español en Ferrari antes de Fernando Alonso.- Era rápido, tenía una enorme calidad como piloto, e incluso en su primera carrera llegó a rodar cuarto antes de tener un problema mecánico, en el GP de Francia de 1956.

Inició cinco carreras, de las cuales acabó solo dos; una de ellas, en el podio del GP de Gran Bretaña de 1956, en segunda posición, logrando así el primer podio de un español en la F1. Falleció en la mítica carrera de la Mile Miglia, en un triste accidente en el que también murieron varios espectadores.

Después del fugaz paso de Portago por la Fórmula 1, hubo que esperar hasta que Antonio Creus compitiese en el GP de Argentina de 1969 con un Maserati 250F, con el que solo completó dieciséis vueltas y abandonó por problemas físicos. Creyó que la F1 de la época era demasiado peligrosa y pasó a competir en carreras nacionales.

Antonio Creus

Dos años más tarde, Álex Soler-Roig volvió a llevar la bandera española en la categoría reina del automovilismo: participó entre 1971 y 1972, comenzando en el GP de Sudáfrica y acabando en el GP de España del año siguiente. No acabó ninguna carrera, siendo la principal causa de abandono los problemas mecánicos.

Emilio de Villota logró su sueño de llegar a la Fórmula 1 en 1976. Se inscribió en el GP de España con un Brabham BT44B con motor Ford, pero no logró clasificarse. Intentó correr en dieciséis carreras, pero solo consiguió tomar la salida en dos: el GP de España de 1977, en el que acabó decimotercero, y en el GP de Austria de aquel mismo año, en el que fue decimoséptimo.

de-villota

Una época muy diferente fue la de Adrián Campos. El piloto valenciano llegó a la Fórmula 1 en el año 1987, con el equipo Minardi. Participó en un total de dieciséis grandes premios: su mejor resultado fue un decimocuarto puesto en el GP de España.

La siguiente temporada, Campos decidió abandonar la escudería italiana antes de acabar el año, dejando su puesto a Pierluigi Martini. Su compañero de equipo aquel año, 1988, era Luis Pérez-Sala, otro ilustre piloto español. Luis compitió en 26 carreras entre aquel año y 1989, temporada en la que consiguió un valioso sexto puesto en el GP de Gran Bretaña.

Lois Formula1

Pedro Martínez de la Rosa y Marc Gené recogieron el testigo de estos dos buenos maestros y desembarcaron en la Fórmula 1 en 1999. Pedro lo hizo con Arrows y Gené con Minardi.

Mientras que el primero de ellos se mantuvo activo habitualmente, pasando posteriormente por Jaguar, McLaren (como probador, salvo sustituciones puntuales), Sauber, HRT y Ferrari (probador), Gené tras sus dos años en Minardi pasó a ser probador de Williams, con quienes participó en tres carreras en sustitución de Ralf Schumacher.

marc-gene

Desde el año 2000 hemos visto la llegada de otras jóvenes promesas españolas. En 2001 aterrizó en la categoría reina Fernando Alonso: Minardi fue su primera escuela antes de que Flavio Briatore le reclutara para Renault, donde ganó sus dos títulos. La historia del bicampeón mundial la conocemos bien… y esperemos que todavía dé mucho que hablar en la Fórmula 1.

Después de Alonso llegaron Jaime Alguersuari (2009), quien completó 46 grandes premios con Toro Rosso antes de que Red Bull le dejase fuera de su academia de pilotos y de la Fórmula 1. Después vino Carlos Sainz (2015), quien ya lleva 56 carreras en la categoría reina, y casi al mismo tiempo Roberto Merhi, otro talentoso piloto que con Manor consiguió los mejores resultados a los que podía aspirar aquel coche. Desafortunadamente, por su falta de recursos, no consiguió tener continuidad en la categoría reina.

Alonso Merhi Sainz

En total han sido 13 pilotos españoles los que al menos han participado en al menos una carrera de Fórmula 1 a lo largo de la historia de la categoría reina. Muchos otros han intentado alcanzar este sueño, como Jordi Gené, que debió ser piloto del fallido proyecto español Bravo F1, u otros que hicieron test y cerca estuvieron de dar el salto a la categoría reina, como Dani Clos, Roldán Rodríguez, Javi Villa, Dani Juncadella… Sin embargo, las circunstancias no se dieron.

En Motorpasión |¿Qué podemos esperar de la Fórmula 1 en los próximos años? | ¿Por qué la Fórmula E le está comiendo la tostada a la Fórmula 1?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos