Compartir
Publicidad
Publicidad

¿La Fórmula 1 ha perdido su atractivo?

¿La Fórmula 1 ha perdido su atractivo?
Guardar
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se trata únicamente de un hecho aislado en España. El fenómeno de distanciamiento del público de la Fórmula 1 ya no sólo se explica como algo local de nuestro país por la ausencia de los éxitos pasados de Fernando Alonso. Las audiencias televisivas caen temporada tras temporada en prácticamente toda Europa, y pasa lo mismo con la afluencia a muchos circuitos.

¿Qué está pasando exactamente con la Fórmula 1? ¿Tenía algo antes que ahora no tiene? Personalmente, me gusta la Fórmula 1 desde hace demasiado tiempo como para vincular mi seguimiento de la categoría a la presencia de tal o cual piloto. Siempre encuentro multitud de detalles de los que poder disfrutar con cualquier carrera, por aburrida que parezca para el público general, pero el pasado fin de semana realicé un experimento para intentar entender qué falla en la actual Fórmula 1: vi la carrera sin tiempos, ni twitter y con el único objetivo de disfrutar de lo que la realización me mostrara. Y tengo que reconocer que entendí a todos aquellos hastiados por la Fórmula 1.

Reconozco que no fue nada sencillo meterme en el papel de un aficionado normal a la Fórmula 1, alejándome todo lo posible de la actualidad más rabiante que uno puede obtener siguiendo a los insiders del Gran Circo. Eso no valía, tenía que intentar seguir un Gran Premio únicamente viendo lo que normalmente ve la gente: clasificación y carrera. Bueno, algo de información general de libres también repasé, no os voy a engañar. Pero nada de analizar tiempos, declaraciones e información casi al minuto como en cualquier otro Gran Premio.

En ese escenario, la verdad es que el Gran Premio me supo a muy poco, y eso que la carrera tuvo bastantes adelantamientos. Pero la conclusión más profunda a la que llegué es que la Fórmula 1 no es un deporte para simplemente verlo sin más. O al menos no para mí. Si sólo fuera eso, muy probablemente preferiría irme a la playa el domingo que ver las carreras.

Lewis Hamilton

Un Gran Premio hay que seguirlo desde el mismo viernes, llegar a clasificación y carrera con una foto mínimamente estructurada de lo que puede suceder, y evaluar durante el transcurso de las mismas quién está jugando sus cartas estratégicas con mayor acierto. Sin eso, la Fórmula 1 es un deporte poco agradable para el aficionado normal, porque la sensación es que no pasa casi nada durante las carreras. Y si yo fui capaz de entender esa sensación, que encuentro emoción hasta en el Gran Premio de España más soso que podamos haber tenido, entiendo que mucha gente pueda aborrecer la Fórmula 1.

¿Qué se puede hacer para darle la vuelta a eso? Pues algo tan sencillo (y complicado a la vez) como acercar el deporte a la gente. Enseñar dónde hay que mirar en cada momento, y poner en valor las muchas cosas que inciden en una carrera de Fórmula 1. En definitiva, ser capaz de demostrar las muchas cosas que pasan en pista, más allá de la acción de los adelantamientos.

Hay aficionados al fútbol que pueden disfrutar con un partido que termina 0-0, ¿por qué no? Es necesario educar a la gente en este deporte, y por qué no decirlo, hacerlo mucho más sencillo y comprensible. Si la esencia de las carreras de coches es muy básica y lleva muchos años funcionando. No hace falta rizar el rizo, porque si eso hace que no se entienda nada, te puedes cargar una fórmula que funciona. Por supuesto, las retransmisiones televisivas tienen mucho que decir en este enfoque que necesita la Fórmula 1, pero eso será tema de otra entrada.

Y a vosotros, ¿qué es lo que más os gusta o aburre de la Fórmula 1?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos