Prueba: Kangaroo TV en el GP de España

Prueba: Kangaroo TV en el GP de España
Sin comentarios

Ya os había comentado que estuve trasteando un Kangaroo TV en las carpas habilitadas para tal fin en Montmeló. Pues bien, el domingo me lancé a desembolsar 50 euros a cambio de disfrutar, por un día, de la multitud de información que prometía este pequeño aparato. Y a decir verdad...¡valió la pena! Os lo comento con pelos y señales.

Como información general, para poder disfrutar de un aparato de Kangaroo TV debes firmar un contrato de alquiler y dejar una tarjeta de crédito (no materialmente, claro) a modo de fianza (por si robas, pierdes o rompes el cacharro, claro). A cambio, te hacen entrega de una bolsa-mochila en la que está tu Kangaroo TV y una batería de repuesto. En mi caso no me dieron el cargador porque sólo era para un día, pero me consta que si lo coges todo el fin de semana también te lo facilitan. Además, y esto no hay que devolverlo, te dan unos auriculares tipo walkman (si prefieres unos cascos como los que llevan los ingenieros de los equipos debes pagar un suplemento de 10 euros, pero eso sí, estos cascos no te los regalan).

De esta forma, me planté con mi Kangaroo TV colgado del cuello dispuesto a comprobar si realmente había invertido bien o no esos 50 preciosos euros. De entrada, comentaros que el manejo de esta mini-televisión con mando a distancia incorporado es extremadamente sencillo. Con sólo 3 botones (menú, TV y estadísticas) y las flechas puedes llegar a cualquiera de las funciones que están a tu alcance. Las principales dudas que me abordaban eran: 1) ¿Se verá bien la imagen dándole el sol de lleno a la pantalla? y 2)¿Se oirá bien el audio teniendo en cuenta el sonido en directo de los monoplazas? Y las dos respuestas fueron satisfactorias: se ve estupendamente y tiene un rango de volumen ajustable que, puesto al máximo, te puede dejar sordo.

Pantalla On Board
Pero todo esto son tonterías de no mucha importancia. De lo que realmente tenía ganas era de “seguir” la carrera (sí, sí..con este aparato no sólo ves la carrera, sino que la sigues como un ingeniero de pista más). Y empezó la carrera, y poco a poco le iba cogiendo el truco a mi Kangaroo TV, escogiendo en cada momento la pantalla que me interesaba más. Así, en las primeras vueltas me interesó mucho poner la pantalla de tiempos por sectores, para ver cómo rodaban los favoritos. En esas primeras vueltas ya entendí que Alonso debía tener algún problema y que no podría luchar por la victoria, pues a un buen primer parcial le seguían siempre un segundo normalito y un tercero peor. También era evidente que el ritmo de Massa iba a ser difícil de superar. Más tarde puse la pantalla de tiempos por vuelta y diferencias entre monoplazas, donde me sorprendió ver como David Coulthard estaba rodando al mismo ritmo que los BMW Sauber constantemente, e incluso por momentos reducía la distancia con Heidfield. Entonces, me voy a TV y elijo la cámara On Board del escocés, y veo como en su punto de mira está el alemán de BMW que no logra escaparse en ningún momento.

Durante la carrera, puedes oír la retransmisión de los speakers del circuito (en español e inglés, alternándose entre ellos), pero este audio se para cada vez que hay una comunicación entre ingenieros-pilotos audible. Entonces escuchas cómo animan a Rosberg avisándole de los problemas de Coulthard, o cómo le dicen a Fisichella que por un error tendrá que entrar una tercera vez al pit... Ahora bien, comunicaciones de McLaren y Ferrari ni una se oyó, sólo la felicitación final a Hamilton. Estas comunicaciones se graban y puedes escucharlas cuando quieras y las veces que quieras (eso está bien, porque algunas cuestan de pillar...).

Pantalla Pit Board
Y qué deciros de las paradas en boxes. Cada vez que entra alguien al pit lane, en la pantalla te sale un aviso, y pulsando un sólo botón vas directamente a comprobar quién ha parado. En todo momento ves en qué vuelta paró tal o cual piloto, pudiendo deducir la posible estrategia. Sin ir más lejos, la segunda tanda de Kovalainen, rapidísima, marcando unos tiempos por vuelta espectaculares, me hizo pensar por un momento que el finlandés debería volver a parar, por que de no haber sido así peligraba hasta el podium de Alonso. También pude comprobar como Kubica había parado 2 vueltas después que Alonso en su primer pit-stop, pero en la parada del español habían cargado más combustible, por lo que la tercera plaza no corría riesgo de perderse por estrategia. Y así fue, la segunda parada de Alonso fue 1 vuelta más tarde que la del polaco.

En definitiva, una experiencia increíble. Seguir una carrera con este cacharro es realmente apasionante. Una carrera en teoría aburrida como la de este fin de semana a mí me pareció genial, básicamente porque podía seguir en todo momento lo que creía que era interesante, y aunque pueda parecer raro, a mi la Fórmula 1 nunca me parece aburrida. Puede haber más o menos emoción en la carrera, pero siempre hay cosas interesantes que seguir: tiempos, trazadas, estrategias, detalles técnicos de los monoplazas... A partir de ahora, siempre que pueda veré la carrera con un Kangaroo TV en mano, y recomiendo a todo aquel que pueda que pruebe esta experiencia. No se arrepentirá.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio