Compartir
Publicidad

Jenson Button y Jamie Whincup intercambiaron sus coches

Jenson Button y Jamie Whincup intercambiaron sus coches
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez que el Gran Premio de Australia llega a Melbourne, la Fórmula 1 y otros eventos hacen que Albert Park sea el centro de atención durante toda la semana previa al Gran Premio como sólo unas cuantas citas al año logran hacerlo. Y esta semana previa a alguien (patrocinador, obviamente) se le ocurrió un acto de los que llaman la atención: ¿y si Jenson Button y Jamie Whincup intercambiaran sus coches?

Tal como lo oís. El vigente Campeón del Mundo de Fórmula 1 Jenson Button y el vigente Campeón Nacional de la V8 Supercars (y actual líder en la clasificación) Jamie Whincup intercambiaron durante unos momentos sus herramientas de trabajo*. Dos máquinas tan parecidas como un huevo y una castaña: Whincup se subió al McLaren Mercedes MP4-23, y Button le tomó prestado a Jamie su flamante Holden Commodore VE. El único punto en común, que ambos tienen cuatro ruedas, y que rinden potencias superiores a los 600 CV. Pero las sensaciones de ambos resultaron ser bastante parecidas.

Jamie Whincup fue muy claro y explícito:

‘No se puede estar más nervioso de lo que estoy ahora mismo. ¡El Fórmula 1 es un manojo de nervios! Pero se ha comportado muy bien. Es increíble e indescriptible la diferencia de fuerzas G que notas en el cuello en éste y mi coche. Admiro el estado físico de Jenson, debe ser increíble aguantar un Gran Premio completo a ese ritmo de exigencia.’

Jenson Button evidentemente no tuvo impresiones en lo que a fuerzas G se refiere. Pero sí se sorprendió mucho con la exigencia física que pide el Holden Commodore VE V8 en otros aspectos, y al parecer se fijó en la mala costumbre de tener el freno del monoplaza en el pie izquierdo:

‘Es emocionante la V8 Supercars la cual veo desde hace muchos años. También he dicho en alguna ocasión que tras la F1 seguramente me dedicaré a otra cosa, y espero que el pilotaje de uno de estos V8 fuera una oportunidad y posibilidad. Me encantaría en el futuro. Ha sido fantástico, una experiencia realmente buena.

Me di cuenta de que tengo que fortalecer mi pierna derecha, si alguna vez quiero conducir uno de estos, porque se utiliza el pedal de freno con la pierna derecha, mientras que en nuestro coche es con la izquierda de modo que es bastante difícil de acostumbrarse. Pero fue una gran experiencia y me sorprendió la cantidad de agarre que el coche tenía en todas las curvas de baja velocidad. No requiere la misma forma física que el Fórmula 1, pero es muy físico a su forma, muy “caliente”.’

Me sorprende sobre todo la opinión de Jenson Button con la diferencia del uso del freno en una máquina y otra, ya que salvando las diferencias de un coche de serie a uno de competición, tampoco debe ser tanta la diferencia más allá de retomar la costumbre a pisar con el pie que se debe.

La opinión de Jamie Whincup la veo hasta normal ¿cuántos que han probado un Fórmula 1 por primera vez o un monoplaza similar no han reflejado la misma sensación? Desde luego cada uno está hecho a lo suyo y su especialidad. Whincup ha alucinado con la aceleración y velocidad casi demenciales de un monoplaza de la máxima categoría del automovilismo. Button con lo diferentes que son más de 600 CV en una carrocería de turismo, tracción trasera y eje semi-rígido trasero. De diferencias de pesos, inercias, aerodinámica, agarre y de materiales en muchos componentes de ambos coches mejor ni hablar.

Uno no duraría ni un asalto el domingo de tomar parte en el GP de Australia. Pero ¿cuánto duraría Jenson Button en una de las caóticas y apretadas salidas de la V8 Supercars? ¿O cuánto duraría en la Bathurst 1000?

* Ya se podía haber estirado McLaren y haber llevado para Whincup un MP4-24 como mínimo si no hasta un MP4-25 con mapping de lluvia, que el Holden Commodore VE sí que es el de la vigente campaña ¡qué menos!

Vía | V8 Supercars
Vídeo | jckronbauer

En Racingpasión | GP de Australia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio