Compartir
Publicidad

Impresiones de un abonado a Movistar F1: el GP de debut

Impresiones de un abonado a Movistar F1: el GP de debut
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dado que Movistar ha incendiado tanto los comentarios de nuestros posts como las redes sociales las últimas semanas, me pareció interesante compartir con vosotros mis sensaciones tras el Gran Premio de debut del equipo dirigido por Ernest Riveras. Antes de que nadie se me eche encima, me gustaría explicar que me aboné una semana antes del inicio del Mundial (pack 'Trio' por 68 euros, vía cobre).

Lo digo porque antes de entrar a valorar el trabajo del equipo de retransmisión es necesario comentar que he sufrido varios problemas técnicos durante estos pocos días: un router roto, problemas con una actualización de software y cortes generalizados durante los libres del viernes, donde los usuarios no pudimos ver en directo los Libres 1. Eso sí, es cierto que sábado y domingo todo me funcionó a las mil maravillas... tan cierto como que otros no tuvieron tanta fortuna.

Realización

También ha habido problemas técnicos y de realización achacables a los desplazados a Albert Park. El sonido en ocasiones deja que desear (especialmente en el caso de Josep Lluís Merlos, no sé por qué), suceden interferencias y se generan algunas escenas de cierta confusión, como que hablen desde el pitlane de piezas nuevas en algunos monoplazas sin poder mostrar imágenes: sí, el acceso de los medios a esa zona en libres es limitado, pero si Antena 3 tiene una cámara, ¿cómo justificar no ofrecer ese tipo de imágenes?

Los vídeos precocinados brillan por su ausencia: se apuesta por ofrecer absolutamente todo en directo, lo cual es un enfoque original y valioso teniendo en cuenta que venimos del reino del 'falso directo' y los reportajes repetitivos hasta la saciedad. Sin embargo, no es razón para descuidar las piezas que se hagan: mostrar imágenes de McLaren y Sauber para hablar de Mercedes, nombrar a un tal 'Marcus Magnussen' o cometer constantemente errores en los rótulos son faltas imperdonables. Además, el directo total obviamente entraña un riesgo, siendo incontables las veces en las que los micros abiertos o cerrados han jugado malas pasadas.

Igualmente se saca poco provecho a las comparativas de cámaras onboard. Este fin de semana nos han hecho comparaciones quizá hasta un punto absurdas, como vueltas rápidas frente a vueltas de deceleración o vueltas con compuestos y monoplazas totalmente distintos. La materia prima está e incluso la podemos disfrutar con las multipantallas en calificación y carrera, pero a la hora de elaborar contenido 'refinado' es como si faltara alguien en la trastienda que supiera de Fórmula 1...

realizacion movistar

Comentaristas

En lo que respecta a la cobertura de los libres del viernes, los comentarios dan una muy buena visión del trabajo de los equipos, aprovechando para ser didácticos. Aún así, van a tener que tomar pronto una decisión 'estratégica': en los Libres 1 pusieron a Joan Villadelprat en 'pitlane' y a Jaime Alguersuari en cabina; en Libres 2 fue al revés.

La primera solución fue infinitamente mejor: mientras que el antiguo máximo responsable de Epsilon Euskadi (hecho que parecen tener alergia por destacar: sí, tuvo un final oscuro, pero no deja de ser su experiencia más reciente y aquella más cercana al automovilismo actual) sabe perfectamente qué está pasando en boxes y el piloto da información de calidad al ver onboards, éste último se pierde en el 'pitlane' (llegó a reconocer en directo que no sabía donde seguir la sesión) y Villadelprat parece prisionero de la cabina. De Merlos, lo esperado si le conoces por TV3, laSexta cuando comentó GP2 o su libro: es un gran amante del motor, como demostró hablando de karting con Alguersuari y Dani Juncadella en el previo del GP, que en ocasiones exagera demasiado y falla al tirar de memoria (confusiones de nombres y bailes de años).

En Libres 3, calificación y carrera los tres se reúnen en cabina y la impresión es grata, pero sin destacar por nada en especial: en el lado bueno de las cosas, ofrecen una visión general de lo que ocurre en pista y no se ahorran elogios a cualquiera que brille (incluso a Toro Rosso, sabiendo cómo salió de ese equipo uno de sus integrantes, mientras que Valtteri Bottas acaparó las lisonjas), pero falta 'chispa': a la hora de tratar los cortes de radio salen perdiendo con lo que suele aportar por ejemplo Pedro Martínez de la Rosa en Antena 3 y con tal de agradar se echa de menos un espíritu quizá más crítico. Y al contrario, podrían tomar nota de qué no copiar de la retransmisión en abierto, como la manía de hablar de compuesto "blando" y "duro" como si el público no pudiera aprender que existen cuatro compuestos distintos.

Por otra parte, y fruto tanto de su procedencia como de la cantidad de años que Merlos y Villadelprat han trabajado en TV3, a los no catalanoparlantes puede llegar a exasperar la ristra de 'catalanadas' o patadas al diccionario que han venido cometiendo en estos primeros días: "la decepción ha estado Lotus", "naufragia" en lugar de "naufraga", "respuesto" en lugar de "respondido", "coberta" en lugar de "cubierta" o "manta térmica"... Ya no sólo echará para atrás a muchos usuarios que pocos motivos necesitan en un país tan cainita como el nuestro, sino que es desagradable en profesionales de la comunicación.

Reporteros

Más bien deberíamos decir 'reporteras', pues hasta el momento son tres mujeres las que toman este rol: María Serrat en un papel a medio camino entre los tres de cabina y la simple reportera, e Inma Rodríguez y Laura Naranjo de soporte y en un rol algo más invisible, probablemente recogiendo declaraciones de pilotos en el corralito además de entrevistas 'de segundo rango'.

De Serrat lo más destacable es sin duda alguna el dominio del inglés, algo por desgracia no tan evidente en nuestra televisión, pero se le podría pedir que fuera menos suave en sus preguntas y llevara la iniciativa de las entrevistas: que el entrevistado responda a lo que ella pida y no diga simplemente la película que él quiera contar. Acerca de sus compañeras, prefiero dejarlo en un 'no evaluable' al haber sido casi invisibles durante el fin de semana (al margen de comentarios sobre el ambiente, el tiempo, etc...) esperando que tomen más protagonismo con el paso de los Grandes Premios o con la incorporación de más miembros del equipo al llegar a Europa.

Previo, análisis y post-carrera

La gran baza de Movistar TV frente a la oferta en abierto es abrir antes que nadie y cerrar más tarde que nadie. A las dos horas de previo, en ocasiones excesivas, estamos acostumbrados, por lo que la mayor curiosidad la despiertan sus análisis de sesiones y el post-carrera. Obviamente frente a Antena 3 o TV3 ganan por goleada en este aspecto, ya por el mero hecho de estar en directo cuando se conoció que investigaban a Daniel Ricciardo tras el Gran Premio (aunque algo más de premura tampoco hubiera estado mal). Pero aún están lejos del producto que ofrece Sky en otros países.

La oferta de declaraciones de pilotos es amplia, con especial atención en Fernando Alonso, cuyas declaraciones tanto en el corralito como en hospitality de Ferrari se emiten íntegras pero respetando la ceremonia de podio, y con ligero diferido en el caso de los extranjeros para así ofrecer doblaje, si bien se agradecería que éste fuera opcional tanto en este caso como en el de las ruedas de prensa oficiales.

Las vergüenzas con respecto a la televisión de pago extranjera se ve en la estructura del post-carrera (o post-calificación), pues en su mayor parte se compone de los tres comentaristas encerrados en su cabina de retransmisión con Merlos lanzando preguntas a Villadelprat y Alguersuari según van llegando las declaraciones de pilotos, con la agradable sorpresa de un breve análisis técnico del primero a partir de fotos del pitlane y algún gráfico en 3D de Giorgio Piola (lejos de la pizarra 'mágica' de Sky), para terminar cerrando con una tertulia periodística moderada por María Serrat.

Sabiendo que la tertulia de Antena 3/Nitro es una de sus secciones que más incendia las redes sociales y que por ejemplo las intervenciones de periodistas ajenos a la casa en Sky o BBC son mínimas... ¿No se puede aprovechar mejor la presencia en el paddock? Los anglosajones suelen charlar con responsables de los equipos; obviamente carecemos de la abundancia de cargos que estos tienen, pero sí hay españoles o hispanoamericanos en la mayor parte de escuderías... ¿No daría un valor añadido mayor analizar las carreras junto a ingenieros y mecánicos, aún teniendo en cuenta sus posibles compromisos?

hill schumacher f1

Carreras históricas

No forma parte estrictamente de la cobertura de los Grandes Premios, pero es un gran punto a favor de Movistar TV, que ofreció durante este fin de semana cuatro carreras históricas celebradas en Australia. Sin embargo, no en todas se emplea el mismo equipo y la diferencia es notable: mientras que juntar a Merlos, Villadelprat y Carlos Castellá para comentar una carrera noventera es una gozada a golpe de anécdota, la narración de carreras más modernas con un único comentarista se hace bastante más pesada.

Valoración general

Tirémonos a la piscina. Si estás cansado de publicidad, tienes cobertura de fibra, la diferencia de precio te parece razonable o te atraen las cámaras onboard en directo, lánzate sin más a contratar Movistar TV. Si buscas una Sky a la española, tienes una escasa cobertura de cobre o la diferencia económica te parece excesiva, probablemente puedas esperar.

Lo lógico es pensar que Movistar TV evolucione con el paso de los meses (digo yo que tanto autobombo con las multipantallas o MotoGP en plena cobertura de F1 desaparecerá pasado el primer mes), ofreciendo piezas más elaboradas, disponiendo de platós y produciendo contenido recurrente, pero a día de hoy sigue habiendo más promesas que realidades, lejos en cuanto a calidad editorial de lo que todos esperamos de una plataforma de pago. La materia prima es buena, pero aún falta mucho para la estrella Michelin.

Bonus track

No le vendría mal a Movistar F1 una gestión algo más profesional de su presencia en Twitter, con su recién estrenado perfil (@movistar_f1). No creo que dé especialmente buena imagen que éste no sea capaz de explicar exactamente los motivos de la investigación a Daniel Ricciardo, ni que una vez acabada la retransmisión en directo se desentienda y no avise a sus seguidores de que, efectivamente, ha sido descalificado.

Por otra parte, hace unos días recibí un correo electrónico de Movistar pidiendo que incluyera en mis posts sobre su cobertura del Mundial de Fórmula 1 un vínculo a su página web. Dado que se trata de publicidad, creo que lo más honesto es compartir todos los detalles con vosotros y que cada uno opine que lo que quiera. Aquí queda el enlace: Movistar Fusión TV.

Fotos | Movistar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio