Compartir
Publicidad

Honda, una marca con historia en la Fórmula 1

Honda, una marca con historia en la Fórmula 1
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El retorno a la categoría reina de Honda es una buena noticia, por poco inesperada que fuera. Los rumores de su alianza con McLaren llevan meses flotando en el aire del paddock de la Fórmula 1 y no sorprende a nadie la noticia anunciada esta mañana. El retorno de la marca nipona es una noticia espléndida para la categoría reina del automovilismo tanto por lo que significa a nivel literal como por lo que representa para el futuro.

Con la llegada de Honda, más marcas podrían animarse si ven que es un escaparate válido para sus productos. Pero en el caso de la marca de Hamamatsu, su historia va mucho más allá de la que veremos a partir de 2015. Durante un tiempo, jugaron un papel clave en la Fórmula 1, y en otros tiempos fueron los primeros representantes del país del sol naciente en un campeonato eminentemente europeo. Honda es, sin lugar a dudas, la marca japonesa con mayor historia en la Fórmula 1.

1964 - 1968: Honda protagoniza el desembarco de Japón en el mundo de la Fórmula 1

Richie Ginther 1965 Mexico

Cuando en 1964, Honda decidió entrar en el campeonato del mundo de Fórmula 1, Japón tenía una presencia casi inexistente en el mundo del automovilismo europeo. Además, la entrada de la marca japonesa significaba la primera vez que este país se involucraba de forma directa con la categoría reina del automovilismo. Quizás por ello era extraña la contratación de pilotos norteamericanos; Ronnie Bucknum en 1964 y Richie Ginther en 1965. Sería este último, quien les daría en México en 1965, la primera victoria.

Los mismos pilotos repetirían en 1966, aunque sin suficientes medios como para tener el coche listo lo suficientemente pronto, Honda disputaría solamente tres carreras. Este coche de 1966 seguiría siendo durante gran parte de la temporada siguiente, mientras la marca, que iba a remolque de las demás por culpa de los grandes cambios que se producían en la categoría, preparaba la nueva máquina. Con ella llegaría una nueva victoria, en Italia en 1967 con John Surtees, nuevo piloto del equipo.

Sería la última victoria del equipo antes de la retirada a finales de 1968, temporada esperanzadora por los dos podios en Francia y Estados Unidos y por la pole position en Italia, aunque también trágica por la muerte de Jo Schlesser con un nuevo modelo experimental en Rouen. Esta pérdida haría que Honda replanteara su estrategia de competición y se fuera de la Fórmula 1. Aunque los éxitos que habían llegado eran pocos, estaban ahí y habían plantado una semilla que germinaría llegado el momento.

1983 - 1992: La llegada como proveedor de motores y los mayores éxitos

Ayrton Senna Monza 1990

Después de 15 años fuera de una competición tan exigente a nivel deportivo y tecnológico, a Honda le volvió a picar el gusanillo de las carreras. Corría el año 1983, y ellos sabían muy bien cómo hacerlo. En vez de entrar con un equipo de fábrica al 100%, se asociaron con un pequeño equipo llamado Spirit, que llevaría los primeros motores Honda y ayudaría con el desarrollo. La asociación duraría tan solo seis carreras y en la última del año, Williams ya equipaba motores Honda turbo.

En 1984, llega la primera victoria del turbo Honda en Dallas, seguidas por algunas más en 1985. Gracias a nueve victorias en 1986, Honda se lleva con Williams el campeonato de marcas, aunque no el de pilotos, con una pareja de excepción; Nigel Mansell y Nelson Piquet. Será en 1987 cuando lo ganan todo por primera vez, siendo Piquet campeón. También en 1987 inician la asociación con un joven brasileño llamado Ayrton Senna, a quien se llevan a McLaren para ganarlo todo; y vaya si lo hacen. Desde 1988 hasta 1991, McLaren-Honda gana todos los títulos de pilotos y constructores con Senna en tres ocasiones y Alain Prost en una.

En 1992, poco pueden hacer contra un binomio Williams-Renault que arrasa. Con una Honda sin motivación después de las grandes victorias, se disuelve una de las combinaciones más ganadoras del mundo del automovilismo, y ello deja a McLaren con flojos motores Ford en 1993 y Peugeot en 1994. La búsqueda concluye solo en 1995 con los Mercedes-Benz. En cuanto a Honda, construye un coche entero de Fórmula 1 pero nunca con planes para competir. Los motores Mugen-Honda siguen con el mítico nombre presente en la Fórmula 1 de 1992 a 2000, pero no es lo mismo.

2000 - 2005: British American Racing; un conjunto complicado

Jenson Button BAR Mónaco 2004

Después de que el proyecto de Honda para la vuelta a la Fórmula 1 como constructor se viniera abajo tras la muerte de Harvey Posthlewaite (las últimas vueltas del RA99 y la muerte del legendario diseñador se produjeron en Barcelona), Honda decide no dejar caer en saco roto el motor diseñado y construido, y se asocia con BAR. El equipo dirigido por Craig Pollock tiene un proyecto sólido con medios y con el nombre de Jacques Villeneuve. Parece destinado a funcionar, pero nunca lo hace.

Las esperanzas de los primeros buenos resultados y los podios de 2001 se vuelven en resultados peores en 2002 y 2003, hasta que Villeneuve es echado para dar cobijo a Takuma Sato, quien impresionó en 2002 con un Jordan montando motores Honda cliente. Llega 2004 y los buenos resultados. Con Honda, BAR se erige como el segundo mejor equipo detrás de una Ferrari imparable. Jenson Button marca una pole significativa en Imola y Takuma Sato se sube al podio en Indianápolis, convirtiéndose en el segundo japones en hacerlo.

Los resultados de BAR caen en 2005 de forma irremediable, tocando fondo con la descalificación en San Marino y exclusión durante dos carreras, con unos coches que no puntúan hasta la décima carrera del año. A pesar de ello, en cuanto lo hace, Jenson Button no vuelve a salir de la zona de puntos y obtiene incluso dos podios. Takuma Sato está más flojo pero en Honda siempre hay un plan B. Tienen algo grande en mente de cara a 2006, y tienen muy claro lo que quieren hacer.

2006 - 2008: Honda vuelve como constructor, los triunfos no

Jenson Button 2006 Hungaroring

Con un equipo BAR al que le falta el saber hacer de los grandes constructores, Honda completa la compra del equipo e instala su base de operaciones en Brackley, donde estuvo British American Racing. Parece que todo lo necesario para ganar está allí. Jenson Button sigue y a él se le une Rubens Barrichello, con los años de experiencia en Ferrari. Inicialmente, las cosas van mejor que en 2005 y se acaban obteniendo dos podios y una victoria, la última de los motores Honda hasta la fecha, en Hungría en 2006.

Paralelamente, también tienen un equipo "B", Super Aguri, donde languidece Takuma Sato, peleándose con un coche que no da para demostrar la velocidad. A partir de allí todo es cuesta abajo. En 2007 adoptan una política "verde", sin contar con patrocinadores, y de hecho Super Aguri, que usa una versión evolucionada del Honda de 2006, es más rápido durante buena parte de temporada. El Honda no puntúa hasta la octava carrera del año y solo lo hace en tres ocasiones, todas con Jenson Button.

La temporada 2008 empieza ligeramente mejor, con Ross Brawn a bordo. Un resultado en los puntos por parte de Button y dos por parte de Barrichello, antes de llegar a un podio en Silverstone en la que el brasileño aprovecha una carrera caótica. Pero a partir de ese momento, no se vuelve a puntuar en las nueve carreras que quedan. Los últimos puntos son un podio obtenido en 2008, puesto que Super Aguri ni siquiera termina la temporada, tras quedarse sin fondos. La paciencia de Honda se termina y a finales de año, con la crisis mundial, se van de la categoría. Poco podían imaginar que tenían en sus manos un monoplaza campeón para 2009.

2015: El futuro está para escribirlo

McLaren Honda Anuncio 2013

Honda nunca se alejó demasiado de la Fórmula 1 y desde su marcha, han estado examinando los cambios desde cerca. Aunque algunas voces ponían en duda la vuelta del gigante japonés por no estar presente en las últimas reuniones sobre los motores, ahora se ha confirmado que estarán a partir de 2015. Será una espera dura para los aficionados, aunque seguro que este tiempo que tienen disponible, en Honda lo van a utilizar para optimizar el rendimiento de su nuevo propulsor.

Podrán ver cómo funcionan los nuevos motores durante parte de 2014 y "tirar" de esa información para estar a un gran nivel en 2015. Aunque sus primeras carreras podrían ser delicadas, podrían estar muy arriba desde el inicio y nada les hace creer que no puedan luchar por ganar esa misma temporada. El trabajo con McLarens erá estrecho, pero esto no significa que no vayan a tener a ningún otro equipo con sus motores. Los rumores apuntan a una posible unión con Sauber o incluso con Lotus, lo que reviviría otro nombre legendario.

Honda vuelve a la Fórmula 1 a lo grande, para apoyar a uno de los principales equipos de la categoría (aunque ahora esté en horas bajas) y puesto que Mercedes cada vez se centra más en su propio equipo, la llegada de Honda será un soplo de aire fresco para un equipo que en 2014 cumplirá su vigésima temporada seguida con el mismo proveedor de motores. Cuatro "motoristas" para la nueva época turbo, y esto aún no ha empezado...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio