Compartir
Publicidad

¿Hacia dónde se dirige la GP2 Series?

¿Hacia dónde se dirige la GP2 Series?
0 Comentarios
Publicidad

Es muy probable que en el próximo Mundial de Fórmula 1 no se observe a algún piloto proveniente del último torneo de la GP2 Series, situación inédita puesto que, desde el lanzamiento de la categoría (2005), cada año era promocionado algún piloto. Desde el título obtenido por Nico Rosberg en la temporada inaugural, no menos de 24 pilotos han ascendido, directa o indirectamente, pero en realidad han sido contados los que se han consolidado en la máxima categoría.

La situación es preocupante porque durante varios años se consideró a la GP2 Series como la antesala a la Fórmula 1, pero todo ha cambiado con el impulso que trae la Formula Renault 3.5, la cual se ha reinventado a sí misma al utilizar monoplazas más potentes que además cuentan con el dispositivo DRS. Por otra parte, para disputar un campeonato de GP2 se necesita el doble de presupuesto que costaría una campaña completa en la Fórmula Renault 3.5. En tal sentido, Bruno Michel, promotor de la GP2, intenta aplicar algunos correctivos, entre ellos rebajar los costes porque muchos equipos se encuentran en serias dificultades y ya se advirtió recientemente como una escudería campeona como iSport Internacional tuvo que cerrar sus puertas debido a una asfixia financiera.

En términos de rendimiento puro, es notable como, en los últimos años, son los pilotos experimentados en la categoría los que alcanzan la corona. Desde el 2010, cada monarca del torneo ha realizado de tres a cuatro temporadas antes de titularse. En ese contexto, se hace difícil a muchos novatos brillar y más aún ser tomado en cuenta por algún equipo de Fórmula 1. La principal ventaja de la GP2 radica en los escenarios porque se corre en los mismos circuitos de la máxima categoría, pero ganar el campeonato, después de varios años intentándolo, no resulta atractivo para nadie. Más preocupante aún es observar cómo varias generaciones de pilotos deban buscar otros horizontes mientras una sola generación permanece estancada en la GP2 por más de tres años.

De allí que los recientes campeones de la GP2 no despierten mayor interés. Davide Valsecchi se tituló en 2012 y en el 2013 pasó a ser piloto reserva de Lotus; ahora el futuro del piloto italiano luce muy incierto. Fabio Leimer se acaba de coronar pero no tiene oferta alguna para ir a la Formula 1. En la actualidad, sólo Marcus Ericsson podría tener una oportunidad en Caterham, pero el equipo quiere una alineación de pilotos que prometa resultados.

Así está ahora la supuesta categoría de los "futuros campeones".

Vía | toilef1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos