Compartir
Publicidad
Publicidad

Gran Premio Austria Fórmula 1: Una de cal y una de arena (clasificación)

Gran Premio Austria Fórmula 1: Una de cal y una de arena (clasificación)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay duda de que hemos vivido varias sorpresas en la clasificación del Gran Premio de Austria. Se esperaba una nueva pole del equipo Mercedes, pero Williams le ha arrebatado la primera línea, con Felipe Massa como líder, que arrancará en la primera posición de una carrera que se prevé que sea una lucha entre Mercedes y Williams por la victoria.

Está claro que la de cal este sábado es para los dos Williams. Visto el rendimiento de ambos coches, tanto Massa como Valtteri Bottas podían hacerse con la pole esta tarde. El brasileño se ha sacado una décima y ha logrado una primera posición que hace cuatro años que no conseguía. Sin duda es positivo para los de Grove, que desde que comenzó la temporada no habían conseguido un resultado que hiciera justicia a su buen rendimiento. Veremos si mañana pueden acabar, de una vez por todas, en el podio.

Otro de los puntos positivos del día ha sido la cuarta posición de Fernando Alonso, que por primera vez en el año saldrá por delante de uno de los Mercedes, y Daniil Kvyat, que desde los entrenamientos libres había destacado. El piloto ruso, que disfruta cada vez que corre en Austria, saldrá séptimo y tras la clasificación ha confesado que de no ser por la bandera amarilla provocada en Q3 podría haber avanzado alguna posición.

hamilton_casco_coche.jpg

La parte más negativa del día la ha protagonizado, en primer lugar, Mercedes. Si bien la tercera posición de Nico Rosberg no es una catástrofe, la novena de Hamilton sí que lo es para sus aspiraciones. No sabemos a qué se ha debido la pérdida de control del británico, si ha sido culpa suya o del coche, pero esos errores no se deben tener cuando ya ha perdido bastante distancia con su compañero de equipo en la clasificación general del campeonato.

La otra de arena es para Sebastian Vettel, que una vez más ha acabado por detrás de su compañero de equipo Daniel Ricciardo. El alemán ha clasificado ocho posiciones más atrás que el australiano, evidenciando problemas de rendimiento en el RB10 y que su compañero, por una cosa o por otra, se ha adaptado mejor al monoplaza austriaco. También ha sido un mal día para los dos Sauber, incapaces de superar la Q1, pero eso empieza a ser normal, por desgracia.

vettel_austria.jpg

Esta clasificación deja a los Williams en buena posición para luchar por la victoria mañana, o al menos para subir al podio. Los Mercedes parecen volver a ser vulnerables en el trazado austriaco y los de Grove, además de Fernando Alonso, podrían aprovecharlo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos