Compartir
Publicidad

Fuji, una recta interminable y poco más

Fuji, una recta interminable y poco más
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cada vez queda menos para que veamos de una vez por todas cómo es el dichoso circuito que ha entrado con la tremenda presión que supone ser el responsable de no tener Fórmula 1 en Suzuka por primera vez en muchos años. Y, desde luego, entrar sustituyendo a uno de los circuitos que más admiran pilotos y aficionados no es un buen principio.

Pero, o mucho nos equivocamos todos, o este circuito de Fuji nos va a dejar bien poca cosa para destacar. Fuji se podría resumir como 16 curvas enganchadas a una gigantesca recta de 1.450 metros. El elemento más característico del circuito japonés es indudablemente su recta, donde los monoplazas alcanzarán velocidades superiores a los 330 km/h, pero ¿algo más a parte de la recta? Sinceramente, yo no acabo de verle nada especial al circuito. En su esencia es muy parecido a Indianápolis: una recta muy larga, y un infield lento, con muchas curvas de baja y media velocidad. No cabe ninguna duda que, como ya sucede en Indianápolis, esta configuración permitirá ver bastantes adelantamientos a final de recta, pero la parte interior puede ser de lo más soso que los pilotos se van a encontrar este año. Pero esto lo comento viendo el mapa del circuito y escuchando las opiniones de pilotos y equipos. Espero equivocarme al verlo por televisión.

Ahora bien, tenemos suerte que el poco atractivo del escenario será compensado con creces con la emocionante situación actual del campeonato. Los 4 pilotos en la pugna llegan a este circuito por primera vez, y partirán en igualdad de condiciones. Además, si todo va como se prevé, puede ser un circuito muy favorable a McLaren, como ya lo fue Indianápolis, donde su configuración aerodinámica de media-baja carga les permitió imponerse en un teórico feudo Ferrari.

Otro factor que también puede ser determinante en Fuji: la meteorología. Esta zona de Japón tiene un tiempo extremadamente variable, y ya lo avisa Pedro De La Rosa, conocedor de la pista de sus años en la Fórmula Nippon: “El clima cambia con facilidad. Tan pronto el día está nublado, como empieza a hacer calor y una humedad bestial”. Así que, pese a lo soso del circuito, puede ser una carrera de fuertes emociones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos