Publicidad

Fórmula 1: Caterham nos dice adiós, y Marussia podría seguirle

Fórmula 1: Caterham nos dice adiós, y Marussia podría seguirle
13 comentarios

Los tres nuevos equipos que entraron en el Mundial de Fórmula 1 en 2012 están a punto de consumar el fiasco absoluto que supondría su desaparición tras haber disputado apenas 3 temporadas. No cabe duda que son malos tiempos para los equipos pequeños en la Fórmula 1. Últimamente, y pese a los cacareados esfuerzos por reducir los costes de la competición, son contados los equipos que no han sufrido problemas económicos.

Ayer se hacía oficial la desaparición del equipo británico Caterham, con el anuncio oficial de la subasta de sus activos mediante la empresa de subastas Wyles Hardy & Co. Todo, absolutamente todo lo que Caterham poseía en su cuartel general de Leafield (coches, materiales, equipos informáticos, hospitalities, simulador, hornos, etc ) va a ofrecerse al mejor postor entre marzo y abril.

Supongo que no debería sorprender a nadie este final de la película. Ya desde el Gran Premio de Rusia del año pasado, Caterham estaba bajo el control de un administrador que, pese a haber intentado sacar adelante el equipo con la sonada campaña de crowdfunding para disputar el Gran Premio de Abu Dhabi o la incesante búsqueda de un comprador, no ha podido hacer nada para mantenerlo a flote.

Marussia podría ser el siguiente en desaparecer

Marussia F1

Con HRT ya casi olvidada y Caterham oficialmente muerta, quedaba la esperanza de que Marussia lograra a última hora encontrar una solución para poder estar en las pistas este 2015. Aunque parece que eso tampoco sucederá pese a lo bien encarado que estaba según los rumores.

Durante la reunión celebrada por el Grupo de Estrategia de la Fórmula 1 ayer en París, se rechazó la petición de Marussia para poder usar su monoplaza de 2014 para esta temporada que dará comienzo en apenas un mes. El equipo necesitaba unanimidad para llevar adelante esta posibilidad, y se comenta que el primero en negarse fue Force India - por cierto, otro equipo que atraviesa momentos económicos realmente difíciles-. Parece que cuantos más sean para repartir el pastel, menos tocará a cada uno, y la canibalización entre los propios equipos empieza a ser preocupante.

Esas presentaciones de coches totalmente limpios de pegatinas, con una notable ausencia de patrocinadores dispuestos a poner dinero de verdad (¡ni McLaren ha conseguido un patrocinador principal!), es una señal de alarma mucho más seria de lo que muchos piensan. Sin dinero, no hay fiesta.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio