Compartir
Publicidad
Publicidad

Ferrari "amenaza" a la Fórmula 1

Ferrari "amenaza" a la Fórmula 1
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizás os suene la expresión “cada vez que habla sube el pan”. Una frase que parece estar hecha a medida de Luca Cordero di Montezemolo. Ayer, con motivo de la Finali Mondiali de Ferrari, el máximo dirigente de la marca italiano no desaprovechó la oportunidad de mandar mensajes a diestro y siniestro. Si bien, el re-anuncio de que Felipe Massa continuará en 2012 es importante, quizás lo más destacado sean sus “amenazas” a la Fórmula 1.

Cordero di Montezemolo lanzó un mensaje claro a todo aquel que quiera, deba, escuchar: la Fórmula 1 necesita a Ferrari tanto como Ferrari a la Fórmula 1. El italiano también afirmó que la presencia de la Scuderia Ferrari en la parrilla no tiene un único motivo publicitario sino que se utiliza como campo de pruebas para los superdeportivos que salen de la fábrica de Maranello. Di Montezemolo renoce que esa sinergia entre competición y coches de calle les ha servido para crecer mucho en las últimas dos décadas.

La Fórmula 1 sigue siendo nuestra vida, pero sin Ferrari no hay Fórmula 1. Del mismo modo que sin la Fórmula 1, Ferrari sería diferente. Podemos ser muy pacientes pero hay unas condiciones precisas para que continuemos con nuestro trabajo. Apoyaremos nuestras opiniones como mejor nos parezca, de la mejor manera posible. Si la Fórmula 1 quiere a Ferrari, la competición deberá cambiar y volver a estar en la vanguardia de la investigación, manteniendo siempre un ojo en los costes. No estamos en la F1 como patrocinadores, somos constructores

Tampoco quiso olvidarse de otro de los caballos de batalla de Ferrari en los últimos años: la prohibición de test durante la temporada. A Luca Cordero di Montezemolo no le gusta la importancia que ha tomado la aerodinámica en los últimos años e incluso menciona a la Ferrari Driver Academy como perjudicada por la imposibilidad de probar. Esto último hace aparecer una sonrisa en mi cara ya que me resulta curiosos que lo utilice para justificar lo que no le gusta.

Por último, también tuvo palabras para la no aprobación del tercer coche por escudería o los coches cliente.

Creemos que el interés de los aficionados, los medios de comunicación y los patrocinadores podría aumentar si hay un mayor número de monoplazas competitivos en la pista y no coches que son dos o tres segundos más lentos y que son doblados a pocas vueltas de iniciar la prueba. Como ejemplo, recuerda que en 1961 Giancarlo Baghetti ganó el Gran Premio de Francia en Reims con un Ferrari privado. Ahí lo tienes, sería bonito ver a uno de nuestros monoplazas compitiendo con los colores de América, o China o quizá con los de Abu Dhabi

Vía | TheF1.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos