Compartir
Publicidad
Publicidad

Fernando Alonso consigue un magnífico pódium en Bélgica

Fernando Alonso consigue un magnífico pódium en Bélgica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El español Fernando Alonso hizo lo máximo que se podía hacer hoy en el Gran Premio de Bélgica. Tras su mala clasificación ayer, hoy salía en una novena plaza y con las dudas de hasta dónde sería capaz de llegar el piloto de Ferrari. Y llegó lejos, vaya si lo hizo, hasta la segunda posición final.

La pena fue que el ritmo hoy de Sebastian Vettel era inalcanzable pero Fernando Alonso se va con la satisfacción de haber dado lo máximo con el coche, de haber sido el segundo piloto ya no más rápido sino con más ritmo en pista y por encima de todo, haber ganado todas sus posiciones en pista y no mediante las estrategias de boxes.

Fernando Alonso, de noveno a quinto por valentía

Semáforo apagado y Fernando Alonso se metía por dentro en la curva uno, frenando tardísimo y bloqueando la rueda delantera izquierda. Se emparejaba con Mark Webber mientras por fuera, los Lotus perdían muchísima tracción.

Llegaba la entrada a Eau Rouge con el australiano y el asturiano emparejados. Suelta tú, porque yo no aflojo debió pensar Fernando Alonso y, efectivamente, entraba con todo y obligaba a Mark Webber a ceder en lucha por la quinta plaza.

La siguiente victima era Jenson Button, al que alcanzaría y adelantaba en la vuelta cuatro. Ya era cuarto y con el punto de mira sobre Nico Rosberg al que también superaría en este caso en la vuelta seis.

Ya estaba en posiciones de pódium pero con mejor ritmo que Lewis Hamilton. La diferencia del inglés fue suficiente hasta que entró en boxes en la vuelta doce. A la salida se encontraba con Romain Grojean y no era capaz de superarlo.

¿Sería el ritmo de Fernando Alonso en esas dos vueltas de más que hizo antes de entrar a boxes para superarlo? Pues no pero salió pegado al de Mercedes. Este se deshizo por fin de Romain Grosjean y lo mismo hizo Fernando Alonso que se merendaba un poco después a Lewis Hamilton, que llegaba largo a la curva uno y ya era segundo. Todo ello en 15 vueltas y una parada en boxes. Trabajo cumplido.

Y cumplido porque por desgracia Sebastian Vettel era como decíamos inalcanzable. Tan inalcanzable que a falta de 12 vueltas más o menos le dijeron que había posibilidades de lluvia, que tirase un poco. Y tiró tan “poco” que le metió a Fernando Alonso un segundo en una vuelta. Y fijo que el de Ferrari no iba mirando para los árboles que delimitan el circuito.

De aquí al final no ocurrió nada más. El abandono de Kimi Räikkönen le permite distanciarse un poco más del finlandés pero la carreras perfectas que está haciendo este año el alemán Sebastian Vettel le ponen las cosas muy difíciles al Fernando Alonso para conseguir el campeonato.

En Motorpasión F1 | Gran Premio Bélgica Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos