Compartir
Publicidad

Fernando Alonso consigue un agridulce 6º puesto

Fernando Alonso consigue un agridulce 6º puesto
0 Comentarios
Publicidad

¿Ha sido una buena carrera de Fernando Alonso la del Gran Premio de Australia? Pues la verdad es que por resultado, se puede decir que ha sido grandiosa, pero las sensaciones que se lleva Alonso de este estreno no son las esperadas, y por eso no duda en sentenciar que "tenemos que mejorar". De todos, modos, hay que quedarse con la parte positiva: esos tres puntitos pueden ser importantes a final de temporada.

La esperadísima salida marcó por completo la carrera de Fernando Alonso. El piloto asturiano se quedó enganchado detrás de la melé en la primera curva (¡otra vez Heidfeld condiciona una carrera de Fernando!), y pasó por meta en la primera vuelta el 14º. Luego, para rematar la faena, y supongo que para darnos el primer debate de las estrategias de Renault del año, el asturiano tuvo que esperar tras Nelsinho Piquet para hacer su primera parada, pues en Renault no tuvieron la precaución de hacer entrar a un piloto en la vuelta anterior ante la casi segura salida del Safety Car. Resultado: Nelsinho entró 3º a hacer su parada y salió 7º, Alonso entró 5º y salió 13º. Esa espera tras su compañero le costó a Alonso 4 posiciones en pista.

El segundo stint de la carrera fue un mano a mano constante, y muy interesante, con el Toyota de Timo Glock. Fernando Alonso logró adelantar al piloto alemán al inicio de este stint en una pasada preciosa en la zona rápida del circuito, pero luego le tocó aguantar la presión de un Toyota claramente más rápido que su Renault. Aunque Fernando haya declarado que "no había mucha diferencia" por tener el KERS, hemos podido escuchar todos como Glock se desesperaba por no poder pasar a Fernando, ya que siempre que le intentaba meter el morro, el asturiano tiraba de esos 80 CV adicionales abortando los intentos del de Toyota.

Al final, y aprovechándose de los diversos abandonos que siempre acompañan al primer Gran Premio del año, especialmente en el Albert Park, y sucumbiendo finalmente al poderío del Toyota de Glock, Fernando Alonso entró en meta 6º, aunque viendo como por delante de su R29 terminaban los tres pilotos que habían tomado la salida en las tres últimas posiciones (dos de ellos incluso desde el pit lane). Seguro que el R29 mejorará su rendimiento en Sepang, pero de momento, no está mal haber sacado un 6º de esta "carrera muy complicada".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos