Compartir
Publicidad

F1 2009: demanda va, demanda viene

F1 2009: demanda va, demanda viene
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si algo está caracterizando este GP inaugural de la temporada, es la gran polémica que está rodeando a diversas soluciones de los monoplazas con la nueva reglamentación. Caso de Toyota a parte a los que han pillado in-fraganti parece que en paddock reina la incredulidad y escepticismo, vistas las sorpresas y continuos cambios de posiciones entre casi todos los corredores durante las clasificaciones. Con un denominador común, que la gran mayoría de corredores pueden rendir muy bien.

Y ante la duda de posible trampa o irregularidad: demandas con las sospechas que se plantean a los comisarios. Durante las clasificasiones se conocía la noticia de que Williams iba a plantar una demanda contra Ferrari, Renault y Red Bull. Uno de los anteriormente demandados por el tema de los difusores traseros (y que todavía apuntan las últimas sospechas a que serán estudiados por tercera vez), era ahora el que demandaba a los demandantes previos. La razón es la sospecha de Frank Williams sobre la legalidad de los soportes de los retrovisores que recuerdan junto con los pontones a posibles aletines aerodinámicos, actualmente prohibidos.

Evidentemente ante tanta sorpresa y tantos monoplazas ofreciendo tan buen rendimiento, muy en sintonía además con el resto de adversarios (Renault y McLaren a un lado por ahora) la duda y sospecha planea sobre no pocas cabezas. Y es que al todos jugar en el mismo bando, desconfían en si la interpretación de las normas del reglamento por parte de sus rivales, más allá de lo que textualmente digan es correcta.

corrillo-de-paddock.jpg

"Los rivales tiene el derecho de protestar y nosotros esperamos que el regulador haga cumplir las normas" declaraba John Howett mientras le preguntaban por la posible solución de Toyota al alerón trasero declarado ilegal por ser demasiado flexible. Y es que mucho me da que más que intentar ganar posiciones en los despachos la gran mayoría de los equipos tienen muchas incógnitas con el nuevo reglamento, así cómo de cuántas formas puede ser interpretado legalmente.

La ausencia de pruebas y tests está propiciando mucho este punto. Y ante cualquier duda o sospecha de trampa con detalles y novedades que se detecten en los rivales ¿cuál será la tónica a seguir? Pues la que estamos viendo: demanda al canto y más trabajo para los comisarios de la FIA. Y si se considera que la sospecha es infundada y que la solución demandada es legal... pues ya hay pistas en qué fijarse para mejorar el monoplaza propio.

Es algo que no es nuevo en la F1, como ya sabemos. Pero tan sólo con ver el comienzo de este primer GP de Australia, pienso que va a ser el ir y venir de esta temporada en lo que a historias de los oscuros despachos de la FIA se refiere. Dejando a la altura del betún aquellos casos tan sonados como la demanda y "parche casero" a los alerones traseros supuestamente con exceso de flexibilidad que empleaba Ferrari, o el Mass Dumper del Renault R26.

Schumacher-cara-duda.jpg

Pues de nuevo, tal como pasara con la demanda contra los difusores de Brawn GP, Williams y Toyota, tras verificar la FIA a la medianoche los Ferrari y Red Bull, Williams ha tenido que echar atrás la demanda... por su duda, que ha sido aclarada. Declarando Frank Williams que no descartaría nuevas demandas en contra por dudas en según que puntos del diseño de su FW31, y que así debe de ser para velar por el cumplimiento del reglamento. Por lo que me espero que este año va a ser, en lo que a despachos se refiere tan divertido como lo que veremos en pista, si no más.

Entiéndase divertido, a que serán cosas que darán mucho que hablar, pero sin llegar a cosas tan graves como el caso de espionaje por ejemplo, o el sangriento debate y dudas en los casos de Ferrari y Renault en el pasado. Con el denominador común de que a todos los equipos este 2009 les va a deparar muchas sorpresas a unos y a otros. Más agradable o menos, eso ya aparte.

Toyota por su parte tiene sus coches encerrados hasta mañana en el Parc Fermé para asegurarse la organización de que los coches partirán con mismo peso, carga de combustible y reglajes con los que han acabado hoy. A lo que John Howett espera permiso para sacarlos, no para otra cosa que para cambiarles el alerón por otro que sí es legal. ¿Habría contemplado la FIA esta posibilidad al retener los coches el día anterior a la carrera? Ya va siendo hora, pues el castigo en este caso ya ha sido aplicado. Lo dicho, este 2009 va a traernos sorpresas a todos.

Vía | GPUpdate Fotos | Formula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio