Compartir
Publicidad

El Peugeot 908 Hybrid4 acabará en un museo

El Peugeot 908 Hybrid4 acabará en un museo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace dos semanas, Peugeot decidió abandonar el mundo de la resistencia y dar por concluido su programa deportivo más importante. Uno de los efectos colaterales de esa decisión era el anticipado final del modelo con el que tendrían que haber disputado la temporada 2012, el Peugeot 908 HYbrid4. La apuesta híbrida del fabricante galo para ganar las 24 horas de Le Mans.

A pesar de que el modelo ya había realizado varios test enfocados en la preparación de la temporada el 908 HYbrid4 jamás disputará una carrera ya que su destino es el museo de la marca en la localidad de Sochaux.

Stéphane Sarrazin fue el último piloto en subirse a su cockpit para dar varias vueltas en el trazado de Versailler-Satoru ante la atenta mirada de los empleados de Peugeot Sport. El Peugeot 908 HYbrid4 contaba con un sistema novedoso. La energía regenerada en las frenadas se aplicaba automáticamente al eje trasero en las aceleraciones, sin necesidad que el piloto lo accionara desde el volante.

El sistema incrementaba la potencia en 82 CV por lo que la mejora en el rendimiento era significativa. Además, el Peugeot 908 HYbrid4 utilizaba únicamente la energía eléctrica para circular por boxes, algo obligatorio para los vehículos híbridos según la normativa del ACO.

Vía | Sportmotores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos