Compartir
Publicidad
Publicidad

El final de la era Schumacher

El final de la era Schumacher
Guardar
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Acabo de publicar la noticia de que Schumacher anuncia su retirada de la Fórmula 1. He intentado ser imparcial, pero ahora me toca desahogarme. Al igual que ha aclarado Esteban esta mañana, este post es de opinión.

Creo que nunca he contado aquí mi historia de la Fórmula 1. Hace doce años no veía ningún deporte, ni nunca me ha gustado el fútbol. Haciendo zapping un día me topé con los entrenamientos de Fórmula 1. Me puse a verlo por curiosidad, y a los pocos minutos Roland Ratzenberger sufría un accidente mortal. Sin duda me impactó, y al día siguiente ví la carrera y la puse a grabar en VHS. Como neófito en ese deporte me hacía ilusión ver qué era capaz de hacer el piloto ídolo, Ayrton Senna. Desde la cámara de un alemán que iba detrás de él me pareció ver cómo se salía de pista. Como muchos sabréis, ese fue el día de su muerte. Sin duda la Fórmula 1 me había marcado, y la cinta VHS de aquel día la conservo como un tesoro.

Habiendo asistido a ese momento histórico por casualidad me pareció un poco cruel que aquel piloto alemán hubiera ganado la carrera. No, no me caía bien. Como inconsciente homenaje a Senna supongo que siempre simpaticé más con Damon Hill, su compañero de equpo. Creo que a partir de aquí ya podéis saber por dónde van los tiros.

La imagen que véis arriba es para mí la imagen deportiva que más produndamente tengo grabada en la mente, al igual que algunos tendréis el gol de Koeman o la victoria de Alonso el año pasado. Adelaida, 1994, Damon Hill ganaría el campeonato del mundo si se mantenía en esa posición, incluso por detrás de Michael. Curiosamente Michael tuvo un accidente con Hill (una de tantas curiosidades de estos años). Hill consiguió llegar a boxes, pero los daños en su monoplaza no lo dejarían acabar la carrera y el campeonato se iba para Michael. Entre el segundo 12 y 17 de su parada en boxes se fraguó en mí la opinión que tengo y he mantenido de Schumacher: lo siento pero no puedo con él.

Aquí podéis ver esa vuelta en Adelaida de la que está sacada la foto de cabecera, y los agónicos momentos de Hill en boxes.

Y aquí otra toma a cámara lenta por si a alguien le quedaban dudas.

Primero Hill, después Villeneuve, Hakinnen, Montoya, Raikonnen y ahora Alonso han sido mis favoritos, pero sólo por tener la posibilidad de ganar a Schumacher. Ahora que se retira, y recordando la frase introductoria de Kill Bill (La venganza es un plato que se sirve frío), sinceramente estoy deseando que Alonso consiga arrebatarle el mundial. ¿Por Alonso? No, por Hill. Quiero devolverle aquellos 5 segundos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos