El dudoso criterio de Dirección de Carrera sobre los límites

El dudoso criterio de Dirección de Carrera sobre los límites
Sin comentarios

En el pasado Gran Premio de Gran Bretaña, Dirección de Carrera decidió apostar delante del televisor a toda una legión de comisarios que escudriñaban todas las vueltas de los pilotos y en cuanto se salían lo más mínimos de los márgenes, usaban el botón del pánico para anularles la vuelta.

Es algo que nos parece correcto y los límites de la pista están para respetarlos siempre. No estamos jugando al Gran Turismo ni a otro simulador en el que, si perdemos tiempo, recortamos por donde buenamente podamos. Pero cuando el criterio varía de una carrera a otra, algo no funciona.

En la sesión de entrenamientos cronometrados de hoy pudimos ver como algún piloto rebasaba los límites en la curva de entrada a meta (Nico Rosberg y Sebastian Vettel, por poner sólo dos ejemplos), y no ocurrió nada.

Se comentaba que la hierba artificial compensaba con la pérdida de tracción la posible ganancia por realizar la trazada más amplia y con ello, con una mayor velocidad de paso. Pero si entramos en juegos de tener que analizar el grado de adherencia para decidir si una vuelta es o no válida...

Las reglas deberían estar muy claras y el criterio ser igual en todos los casos. Si tomamos como referencia las líneas blancas que delimitan los márgenes del asfalto, pues ese es el límite. Y si queremos hacer la concesión y considerar el piano también como pista allí donde esté instalado, pues también se podría hacer, de forma parecido al reglamento de las dos ruedas.

Todo lo que lleve a un monoplaza a pisar con las ruedas fuera de estos dos supuestos márgenes se considera fuera de pista y su vuelta debería ser anulada, o bien su uso reiterativo motivo de sanción en carrera. Es todo más sencillo de lo que se está haciendo.

Pero mientras tanto, nos liamos en hacer o no legal el sistema FRIC...

Temas
Comentarios cerrados
Inicio