Compartir
Publicidad

El DTM celebró su show en el Estadio Olímpico de Munich

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Reconozco que no soy muy partidario de los eventos The Race of Champions. Son vistosos pero la mayoría de las veces el espectáculo está muy por debajo de las expectativas. A pesar de ello, tengo que reconocer que el evento-show promovido por el DTM en el Estadio Olímpico de Munich me causaba bastante interés. Si tuviste la ocasión de verlo (en La10 y TV3 están ofreciendo todo el campeonato), creo que sacarás la misma conclusión que yo. Falta algo y eso que el DTM tuvo la buena idea de meter la variable pit-stop en la ecuación.

El evento, celebrado en el Estadio Olímpico de Munich, se compuso de dos días de competición totalmente independientes. En la jornada del sábado, los ocho mejores pilotos de cada marca lucharon entre sí en formato de KO por ser el rey de Audi y de Mercedes-Benz. Edoardo Mortara y Bruno Spengler se llevaron los honores para posteriormente luchar entre ellos por ser el campeón honorífico. En esa batalla, Mortara resultó el primer ganador. 1-0 para Audi.

En la jornada del domingo, de nuevo los ocho mejores pilotos de cada marca disputarían la ronda final, aunque con la variación de que ahora se iban a enfrentar entre ellos, en los octavos de final. A pesar de la variación, de nuevo, los dos mismos pilotos llegarían hasta la final. Por la parte alta del cuadro, Edoardo Mortara. Por la baja, Bruno Spengler.

Esta vez la final duraría algo menos ya que el piloto italiano impactaba contra uno de los muros en la cuarta vuelta diciendo adiós a sus opciones de victoria. El título del domingo caía en manos de Bruno Spengler. Uno para Audi y otro para Mercedes-Benz.

No fue el evento soñado por Miguel Molina. En la tanda de clasificación del sábado, el piloto catalán impactó contra el muro quedando fuera de los ocho mejores con derecho a luchar por la victoria. El domingo, Molina entraba dentro de los ocho mejores al superar a Rahel Frey en una especie de repesca. La octava posición entre los Audi hacía que tuviera que enfrentarse a Bruno Spengler, cayendo a las primeras de cambio.

Próxima cita dentro de tres semanas en Nürburgring.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos