Compartir
Publicidad
Publicidad

DTM, el final de una era

DTM, el final de una era
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el nuevo siglo, el Deutsche Tourenwagen Masters tomó el relevo de aquel DTM que murió de éxito a finales de los noventa. Aquel ya lejano año 2000, Mercedes-Benz, Opel y Audi (de la mano de Abt) fueron construyendo los pilares del nuevo campeonato. Los CLK, Astra y TT no fueron más que el primer paso. En 2004 la normativa cambió, pasando a utilizarse las berlinas que aún siguen vigentes. Los Audi A4 (ya oficiales), Opel Vectra (ausente desde 2006) y Mercedes-Benz C-Klasse tomaron el relevo y poco a poco el DTM fue creciendo.

Hoy en día, el DTM es el mayor campeonato de turismos del mundo (como siempre "turismos"), con permiso de la NASCAR y las V8 Supercars, y su popularidad en Alemania incluso llega a rivalizar con la todopoderosa Fórmula 1. por suerte para los aficionados, la repercusión del campeonato ya hace tiempo que cruzó las fronteras alemanas y a pesar de mantenerse aún como coto privado las marcas alemanas, la globalización es más que evidente con pilotos de toda Europa y citas en Holanda, Inglaterra, Austria y España.

dtm-2.jpg

Este fin de semana en Hockenheim, el DTM culminará un nuevo capítulo. Uno muy exitoso del que han salido victoriosos. A mediados de la década pasada, los costes comenzaron a elevarse recordando el fracaso del antiguo Deutsche Tourenwagen Meisterschaft. El ITR supo tomar la decisión adecuada de congelar la evolución a la espera de la llegada de una nueva normativa. Dicho y hecho.

Cuando el campeonato suba el telón en Hockenheim, de nuevo, la próxima temporada, habrá nuevos protagonistas. Las actuales berlinas dejarán paso a los nuevos coupé, A5, M3 y Clase C. Un paso adelante para un campeonato que recibe con los brazos abiertos a BMW. Tras casi 20 años de ausencia, el fabricante bávaro vuelve a un campeonato del que nunca debió marcharse.

dt-3.jpg

Mattias Ekström, por partida doble, Gary Paffett, Bernd Schneider, Timo Scheider, en 2009 y 2009, Paul di Resta y Martin Tomczyk quedarán en nuestra retina como los campeones de la última era. Las berlinas nos dicen adiós tras vivir con ellas un magnífico duelo entre Audi y Mercedes-Benz. El nuevo DTM está a la vuelta de la esquina.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos