Compartir
Publicidad

Daniel Ricciardo hereda la suerte de Mark Webber

Daniel Ricciardo hereda la suerte de Mark Webber
0 Comentarios
Publicidad

Tras el éxito de hace unas horas, dudada si poner entre comillas parte del encabezado pero espero que, ya a media tarde, la gente esté un poco más perspicaz frente a los titulares. Daniel Ricciardo llegó esta temporada asumiendo un duro papel: el de sustituto de su compatriota Mark Webber. Y lo está haciendo a la perfección porque también ha heredado su "suerte".

Dos grandes premios, un segundo y un cuarto puesto que se han convertido en cero puntos en total de 30 teóricos. Ahora mismo lo hubiesen situado segundo de la clasificación general provisional y a Red Bull también segundo en la clasificación de constructores. Pero todos se han quedado por el camino.

¿Mala suerte? Eso no existe, infortunio más bien. Tras perder el segundo lugar de Australia digamos que en los despachos momentáneamente, arrancaba el viernes ya de nuevo problemas en el caudalímetro de su monoplaza. Pero esta vez el problema no se ha reproducido sino que ha sido algo que ya habíamos visto con Mark Webber: un repostaje en el que una de las ruedas no se aprieta correctamente y la carrera echada a perder.

Y luego el alerón delantero, en el que uno de sus anclajes se parte en marcha cortando a su vez el neumático delantero. Y por si fuese poco al final, tuvo que abandonar aunque ya poco importaba con varias vueltas perdidas. Los comisarios todavía le tenían otra sorpresa reservada, castigando a Ricciardo con 10 posiciones de penalización en la parrilla del próximo Gran Premio de Bahréin.

Dicen que todos los pilotos tienen mala suerte en un par de carreras al año (Sebastian Vettel también se ha apuntado una muesca en su casillero al igual de Lewis Hamilton), pero, ¿se habrá acabado para el australiano? ¿O los fallos irán minando la sonrisa de Daniel Ricciardo? Veremos.

En Motorpasión F1 | Gran Premio de Malasia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio