Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando Michael Schumacher abre la boca, sube el pan

Cuando Michael Schumacher abre la boca, sube el pan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Este fin de semana ha tenía lugar una de esas carreras de post-temporada que reunen a pilotos para pasar un buen rato y en ciertas ocasiones con un buen motivo benéfico. Una de las pruebas que se ha convertido en un clásico de estas fechas es el Desafio de las Estrellas, que se celebra en Florianopolis, Brasil, y que cuenta con Felipe Massa como cicerone.

Como no podía ser de otra manera, siendo Massa el anfitrión, Michael Schumacher volvió a participar. Desde su retirada, el alemán se ha convertido en un fijo de este evento, al igual que de The Race of Champions. Aunque en el Desafio de las Estrellas, sus rivales son principalmente brasileños. El propio Massa, Rubens Barrichello, Enrique Bernoldi, Luciano Burti, Nelsinho Piquet o Tony Kanaan son algunos de los participantes. La prueba se disputa con (super)karts carrozados y por segunda vez fue ganada por Schumacher. Salvo que esté presente Mattias Ekström, el alemán no suele tener problemas en vencer en estos eventos.

Pero más allá de la pura competición, la noticia es que Michael Schumacher ha dejado caer algún titular, y claro, todo lo que dice el alemán tiende a ser magnificado.

En este momento estoy preocupado apenas con las carreras de kart. Pero, ¿quién sabe? Cualquier cosa puede ocurrir

De las anteriores declaraciones podríamos pensar que el alemán tiene algo en mente. Todos piensan, o quieren pensar, en el como segundo piloto de Mercedes Grand Prix. Volviendo a unir el nombre de Michael Schumacher (que no Ralf, de infausto recuerdo en el DTM) con Mercedes, algo que no ocurre desde que en 1991 el alemán formara parte del Mercedes Junior Team y se pusiera al volante de un Sauber C9 en las 24 horas de Le Mans.

Vía | MARCA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos