Compartir
Publicidad
Publicidad

Bridgestone dejará la Fórmula 1 a final de 2010

Bridgestone dejará la Fórmula 1 a final de 2010
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se le empieza a acumular el trabajo a Bernie Ecclestone, a la FIA y a su nuevo presidente electo Jean Todt. Vía comunicado Bridgestone ha hecho saber que dejará la Fórmula 1 a finales de 2010, justo cuando concluye su actual contrato como suministrador único del campeonato. La situación económica actual y un reenfoque de la dirección a la que apuntarán los esfuerzos de Bridgestone para el desarrollo e innovación de sus productos son las principales razones del fabricante nipón de neumáticos. Por lo visto ya no le interesa a Bridgestone seguir en la Fórmula 1.

Ese reajuste y cambio de objetivos ya ha conllevado la supresión de 9.000 empleos en todo el mundo. Tras su llegada a la Fórmula 1 en 1997 Bridgestone ha sido partícipe de 157 victorias en estos 13 años. Todo un aviso para la FIA, que en cuestión de decisiones sobre neumáticos bien merece un tirón de orejas. Pues ni un cambio radical en el empleo de las gomas, ni el suministrador único tienen por qué ser soluciones buenas para la competición (qué paradoja). Y menos, si para el único suministrador, no resulta rentable calzar a los Fórmula 1... ¿alguien lo duda? Pero bueno seguro que no faltarán pretendientes.

No es la primera vez que la FIA con decisiones salomónicas la lía, terminando siempre con un único beneficiario en pista (que viva la competencia de tecnología e innovación y ante el crono). Al menos mientras Max Mosley estaba al frente de la misma. En 2005, con Michelín como principal interesado por "la innovación" se suprimieron los cambios de neumáticos en carrera, borrando de un plumazo la competencia con Bridgestone en pista, cuando los nipones no veían ni mucho menos claro prescindir del cambio de neumáticos en carrera.

Todo fue bien (sobre todo para Michelín) hasta que llegó aquel GP de Estados Unidos de 2005, cuando Michelín falló y a Bridgestone esos neumáticos duros como leños que acusaban todo el año falta de agarre, en Indianápolis funcionaron mejor que los franceses que en una carrera del año no llegaban ni a completar un tercio de la misma. Polémica montada. Tras 2005, volvió el cambio de neumáticos (entonces fue Michelín la que no veía motivos para ello) y tras dos años más, se decidía que Bridgestone sería el único proveedor de neumáticos de la Fórmula 1 que tras muchos años volvía a experimentar ser un campeonato monogoma.

Ahora, con Bridgestone siendo amo y señor de la Fórmula 1 (y de MotoGP, quizás la venganza de los nipones aprovechando el bajón de rendimiento de Michelín en 2007 y 2008), resulta que no contemplan por ahora ni siquiera renovar el jugoso negocio contrato que caduca a finales de 2010. ¿Soy yo o tengo la sensación de que alguien no está haciendo bien su trabajo? Montas gomas a un campeonato de élite al completo sin compentencia ni rival en él... ¡y se contempla no seguir con los beneficios económicos y de imagen que se suponen!

A ver si Bernie Ecclestone y Jean Todt nos aclaran dónde está el fallo... y quién será el siguiente. ¿O quizás los siguientes? ¿Volveremos a ver en 2011 competencia entre fabricantes de neumáticos en la Fórmula 1?

Vía | Bridgestone ¡Gracias a todos los que habéis mandado pistas!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos