Compartir
Publicidad
Publicidad

Brad Keselowsky logra su primera victoria en Talladega

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La Aaron´s 499 disputada en el Superspeedway de Talladega tuvo muchos focos de atención. El primero el sábado. Juan Pablo Montoya conseguía su primera pole en la máxima categoría de la NASCAR. El domingo vendrían más cosas. Nada más comenzar la prueba un "big one", como califican los norteamericanos a los grandes accidentes múltiples, dejo fuera de carrera a Jeff Gordon y Mark Martin, entre otros, hasta un total de trece coches implicados.

Pero el momento cumbre llegó a falta de poco más de una vuelta para el final, cuando el líder, Carl Edwards, trató de cerrar el paso a Brad Keselowsky. Mala idea. El piloto de Chevrolet no frenó ni un ápice (el espacio entre ellos podría ser, tranquilamente, inferior a 50 centímetros) y provocó el despegue literal del Ford de Edwards. Ryan Newman, que pasaba por allí y no tenía culpa ninguna, se encargó de que el vuelo del Ford Fusion fuera completo.

El coche chocó violentamente contra las vallas protectoras del público, hiriendo levemente a siete espectadores. Finalmente Keselowsky se haría con la primera victoria de su carrera, aunque no hayan sentado demasiado bien sus formas.

Vía | XERB1090

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos