Bathurst 1000: territorio de Holden, Garth Tander y Will Davidson

Sin comentarios

La última edición de la Bathurst 1000 tuvo un final de lo más apretado tras las 160 vueltas y 1000 kilómetros de los que consta la carrera. Con decir que los cuatro primeros clasificados entraron en menos de 3 segundos de diferencia queda todo dicho, y si le añadimos que hasta en dos ocasiones la lluvia fue invitado estrella en Mount Panorama ya ni decimos. Con este plus de dificultad, a gloria les supo a los de Toll Holden la victoria, pues Garth Tander y Will Davidson ganaron en Bathurst.

La carrera comenzó difícil, con la pista mojada tras las últimas lluvias lo que casi le cuesta a Tander y a Davidson la primera plaza, frente a Craig Lowndes y a Mark Winterbottom que arrancó muy agresivo. En la primera curva entre la lluvia y los primeros toques, se provocaría la aparición del primer coche de seguridad, al salir Jason Bright como el peor parado de la refriega, pero pudiendo retornar a pista. A partir de aquí, el dominio del primer Toll Holden fue casi absoluto, pues la diferencia sobre sus rivales no les trajo nunca mucha tranquilidad.

Craig Lowndes y Jamie Whincup pudieron ser unos duros rivales, siendo Whincup uno de los pilotos vencedores en la edición del pasado año. Pero una cuestionable maniobra de Craig Lowndes para mantener la posición sobre Winterbottom en la primera parada en boxes les penalizó para el resto de la carrera, con un merecido drive-through. Fue en la séptima vuelta de carrera, pero más que suficiente para que se les colara por delante casi toda la treintena de coches que disputaban la carrera:

En una carrera larga de resistencia como es la Bathurst 1000 no faltaron los incidentes. Uno de los más espectaculares fue con las primeras cincuenta vueltas cumplidas. Ford Performance esperaba la parada de Mark Winterbottom en box, que llegaba un tanto caliente. Y es que el Falcon de Mark tenía una fuga de combustible y prendió con el calor del escape al entrar al pit-lane. No era el día del equipo, que no vió a ninguno de sus dos coches terminar la carrera.

Los incidentes no fueron muy catastróficos en esta ocasión, a pesar de que mediada la carrera volvió a llover en el Monte Panorama. Pero no faltaron los habituales trompos en plena disputa de una posición. Bathurst es muy traicionero, y en casi todas sus curvas, un ligero toque lateral en la trasera de los coches les hace terminar mirando al sentido contrario.

Álex Davidson fue el que recibió toque atrás por parte de James Courtney, y suerte tuvo de no pasarle nada pues no estaba Davidson girando hacia ese lado. Pero a Courtney, el toque le bastó para desestabilizarle su Ford y terminar dando la vuelta en uno de los puntos más rápidos y ágiles del Monte Panorama, antes de llegar a la escalofriante bajada de curvas enlazadas.

Supercheap, Sprint Gas y Garry Rogers hicieron una buena carrera, de menos a más, siendo pacientes y jugando muy bien con la estrategia. Ello contribuyó a que las cuatro primeras posiciones de la Bathurst 1000 fueran copadas por los Holden Commodore. A destacar la segunda posición del equipo BOC, con Cameron McConville y Jason Richards que arrancaron quintos y perdieron alguna posición en la salida. Y por supuesto el tercer escalón del podio, con Lee Holdsworth y Michael Caruso, las dos punta de lanza de Garry Rogers.

El primer Ford en la clasificación de la carrera fue el del equipo Vodafone, con Whincup y Lowndes que lograron ir remontando hasta la sexta posición. En las últimas tres vueltas se encontraron con el coche de Sprint Gas que rodaba quinto. Jamie Whincup llegaba muy agresivo, y Jason Bargwanna se ve que no estaba en uno de sus momentos más lúcidos tras la carrera.

En la última curva del circuito, Whincup conseguía meter el morro del Falcon por el interior, sobrepasando su tren delantero el trasero del Holden del piloto de Sprint Gas. Pero Bargwanna no estaba por la labor de salir a la recta de meta en paralelo con Whincup e hizo lo peor e imposible: intentar cerrarle la puerta a Whincup. Aún así, sólo perdió esa posición y fue sexto. Quedaban tres vueltas todavía, y ese fue el gran error, que no era la última vuelta. Que en todo caso sí sería hasta comprensible la reacción a la desesperada.

Con esta victoria, Will Davidson, segundo clasificado en la general se acercaba bastante a Jamie Whincup que sigue liderando la tabla: sólo 93 puntos les separaban. Garth Tander también ganaba mucho terreno en tercera posición, pero a 438 de Whincup. Will Davidson es que lo tiene más claro para disputa el que sería el segundo campeonato consecutivo para Whincup.

Fujitsu Series

En la Fujitsu Series, Jonathon Webb ganó ambas carreras en Bathurst, recuperando con ello el liderato de la tabla por escasos 49 puntos sobre David Rusell, segundo clasificado.

Jonathon Webb también tomó parte de la Bathurst 1000 encuadrado en el segundo coche de Jim Beam Racing con Warren Luff. No lograron acabar, teniendo que abandonar en la vuelta 84. Pero seguro que Webb durmió por la noche igualmente tras dos carreras de la Fujitsu Series y casi una centena de vueltas a Bathurst.

La siguiente cita de la V8 Supercars (no así para la Fujitsu Series) sería en un escenario no menos complicado que Bathurst, el urbano SuperGP en Surfer's Paradise. Los aires playeros también le sientan bien a Will Davidson, pues se ha puesto la clasificación al rojo vivo. Pero eso ya será en otro y más próximo post.

Sitio oficial | V8 Supercars Vídeos | Lukeyson1981

Temas
Comentarios cerrados
Inicio