Compartir
Publicidad
Publicidad

Bathurst 1000. Fiesta del motor en las antípodas

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Para algunos, Mount Panorama no os dirá demasiado. Para el resto es sinónimo de la Super Cheap Auto Bathurst 1000. O lo que es lo mismo, la prueba reina del calendario de las V8 Supercars australianos. Bathurst es posiblemente uno de los pocos circuitos del mundo de su especie y de ellos el más conocido. Sin la fama de Mónaco, Laguna Seca o Suzuka pero con algo que lo hace muy especial. Mitad circuito convencional, mitad carretera de montaña.

En Bathurst la estructura del campeonato cambia. De las tres carreras habituales del resto de citas se pasa a una única de duración extra. Para soportar el tremendo desgaste de este circuito, cada coche cuenta con dos pilotos. Situación que se aprovecha cada año para contar presencia de algunos de los mejores especialistas europeos del mundo de los turismos. Un carrera de resistencia en toda regla.

Este año, a la presencia ya habitual del neozelandés Paul Radisich, un piloto que muchos recordarán por su participación en el BTCC a finales de los 90 con Ford y Peugeot, se le han sumado Matt Neal a los mandos de un Holden Commodore y Fabrizio Giovanardi con un Ford Falcon. Ambos pilotos cuentan con dos títulos del BTCC en su haber.

En cuanto a los resultados, los dominadores de los dos últimos años, Craig Lowndes y Jamie Whincup, volvieron a hacerse con la victoria al volante de un Ford Falcon del Team Vodafone. Whincup pasa a comandar la clasificación general, mientras que Lowndes es cuarto.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos