Compartir
Publicidad

Arranca el fenómeno Miguel Molina

Arranca el fenómeno Miguel Molina
0 Comentarios
Publicidad

Se está empezando a originar un terremoto en Catalunya, con epicentro en Lloret de Mar. Lo que se inició como un grupo de unos cuantos amigos, ya es un nada despreciable grupo de unos 200 amigos. El motivo: Miguel Molina. El piloto catalán ha logrado movilizar esta masa de aficionados cuando apenas está empezando a arrancar su carrera internacional. En la última cita de las World Series disputada en el Circuit de Catalunya, ninguno de estos 200 amigos quiso perderse las carreras de Miguel, y éste premió a los suyos con una sensacional victoria el sábado.

Todavía no son una peña o club de fans como tal, pero sólo por puro papeleo. El espíritu ya existe, y eso es suficiente para que la máquina siga girando. Seguramente, en breve tendremos nuevas noticias de ellos, pero esta vez para abrirse a todo el que quiera unirse al grupo. Cuando los vi en Montmeló, me recordaron al pequeño grupo de aficionados que seguía a Fernando Alonso en sus autocares cuando el asturiano daba sus primeros pasos. Esperemos que el final de la historia pueda ser parecido para Miguel. Ya lo dijimos cuando logró su primera victoria en las World Series, aunque lo lleváramos pensando desde hace algún tiempo más: Miguel Molina es uno de los pilotos españoles que puede darnos más de una alegría en los próximos años. Ésta ha sido su primera temporada completa en la categoría de las World Series, y ha superado con creces las expectativas, sumando un total de 4 podiums, entre ellos, 2 victorias. Ha ganado tantas carreras como Álvaro Parente (campeón), Ben Hanley (subcampeón) y Milos Pavlovic (3º), y, lo más importante, su progresión a medida que avanzaban las carreras ha sido espectacular. Y eso que es el piloto más joven de la parrilla, con 18 años.

Pero insisto, un chaval que con 18 años está dando guerra en lo que tendría que haber sido su temporada de aprendizaje en las World Series, es algo muy serio. El año que viene puede estar en disposición de atacar el título con sólo 19 años, y en su segunda temporada en la categoría. Son números de grande, desde luego, y si sigue demostrando ese aprendizaje continuo que ha venido demostrando estos últimos años, la meta no debe ser llegar a la Fórmula 1. La meta debe ser ganarla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio