Compartir
Publicidad

Análisis técnico del circuito de Fuji

Análisis técnico del circuito de Fuji
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Éranse 16 curvas a una recta de casi 2 kilómetros pegadas". Eso resume un poco lo que es el circuito japonés del Monte Fuji, que bien poco tiene que ver con el añorado trazado de Suzuka. La esencia del Fuji Speedway es su larguísima recta, porque por lo demás, todo son curvas técnicas de baja velocidad (sólo hay dos curvas de velocidad media-alta), que harán que el grip mecánico tome una especial importancia.

En general, las características del trazado harán que la mayoría de monoplazas se reglen tirando a blandos en busca del grip comentado. Siempre que se habla de curvas lentas, aparece también en escena la importancia de una buena tracción, pero en Fuji este aspecto tiene aún más importancia, pues de cómo salga el monoplaza de la última curva (la 16) dependerá en buena medida la velocidad que pueda coger en la recta para adelantar o no ser adelantado.

Para aprovechar la larguísima recta al máximo y poderse defender de los ataques rivales, los equipos no podrán cargar toda la ala que desearían para desenvolverse mejor por los tramos más revirados. En una zona en la que los coches sufrirán especialmente será en las curvas 4 y 5 que conforman un giro de 180º, en las que el subviraje estará a la orden del día.

El circuito sólo dispone de dos frenadas importantes, en las curvas 1 y 10, y los neumáticos no sufren en exceso por la ausencia de curvas realmente rápidas que les hagan trabajar de lo lindo, y gracias a un asfalto bastante suave. Eso sí, habrá que vigilar el desgaste de las gomas traseras, muy solicitadas en la salida de las curvas lentas. Bridgestone llevará a Japón sus compuestos blando y medio.

GP Japón 2007

Finalmente, comentar que Fuji no supone un test demasiado exigente para los motores, aunque sí es cierto que el tramo de la recta principal hará que los motores giren a tope sin interrupción durante 17 interminables segundos. A parte de este tramo, el resto sólo pondrá a prueba el comportamiento de los propulsores a bajos regímenes.

La estrategia normal será ir a dos paradas, y todo lo que sea coger referencias del año pasado no servirá de mucho, pues recordemos que la carrera se disputó bajo un importante aguacero. Antes de terminar: me quedo con Suzuka sin pensármelo ni una milésima.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos