Análisis técnico del Albert Park

Análisis técnico del Albert Park
Sin comentarios

Intentaré con este post haceros una pequeña guía para que podáis seguir con más datos la carrera que está a punto de comenzar en el trazado semi-urbano de Albert Park. De entrada, comentar que este circuito es un clásico circuito de aceleración y frenada, con tramos muy rápidos seguidos de grandes frenadas. Eso implica necesariamente que dos puntos importantes a tener en cuenta en los monoplazas sean una buena tracción y una frenada estable.

En el total de la vuelta se va durante un 65% del tiempo con el gas a fondo, alcanzando una velocidad máxima algo superior a los 300 km/h a final de la recta de meta, y en sus 10 curvas a derechas y 6 a izquierdas, se cambia de marcha en un total de 60 ocasiones, cifra que indica la gran variedad de curvas que se encontrarán los pilotos en este circuito con algunas zonas de alta velocidad realmente apasionantes. En Melbourne, los coches salen con una configuración de alta carga aerodinámica, ya que el grip en una pista generalmente sucia no suele ser demasiado alto, y como ya se ha comentado, es importante disponer de una buena tracción en la salida de las curvas lentas. Las numerosas chicanes también son un elemento que condiciona mecánicamente el set-up del monoplaza, ya que las suspensiones deberán ser lo suficientemente blandas como para poder usar los pianos y tener una buena estabilidad en frenada, pero lo suficientemente duras como para pasar sin sustos secciones tan rápidas como las curvas 11 y 12.

El otro punto que también hemos comentado es el de la importancia de las frenadas en Melbourne, máxime sin la inestimable ayuda del freno motor. Hasta en 6 ocasiones por vuelta se debe frenar el monoplaza desde velocidades cercanas a los 300 km/h, y eso es solicitar bastante a los frenos. Y como sucede siempre en circuitos de carácter urbano, mucho cuidado con los baches en los puntos de frenada, que pueden dar más de una rueda bloqueada como resultado.

Por lo que se refiere a las estrategias, Melbourne es tradicionalmente una carrera a 2 paradas, y la ventana de paradas normal tendrían que ser entre las vueltas 21 y 25 para la primera parada, y entre la 35 y la 43 para la segunda. Todo lo que se avance demasiado a esta ventana de paradas podría significar una estrategia a 3 paradas o un segundo o tercer stint muy largo. y claro, hablar de Melbourne, es hablar de riesgo de salida de Safety Car. En ese caso...marica el último.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio