Compartir
Publicidad
Publicidad

Alerta amarilla en la FIA

Alerta amarilla en la FIA
Guardar
46 Comentarios
Publicidad

Que en una misma semana se te marche el proveedor único de neumáticos y una de las escuderías más importantes (por peso específico no por resultados) de la parrilla es para analizar que está ocurriendo.

Pero que eso suceda en el mismo año en el que también se ha marchado Honda, BMW, y que Renault no se haya marchado porque para no salir por la puerta de atrás tras el Crashgate se le obligará a continuar durante dos años, es cuanto menos preocupante.

Aunque si por un lado, el Mundial de Fórmula 1 tiene cubiertas las posibles bajas con lista de espera, la plaza de Toyota será a buen seguro recogida por Qadbak-Sauber, en cuanto al tema de los neumáticos la cosa se le va a complicar.

Sin Bridgestone las miradas se ponían sobre Michelín, Goodyear y Pirelli, tres de los fabricantes con mayor compromiso con la competición. Pero los tres han dicho que dentro de sus planes deportivos no está la Fórmula 1. ¿Quien calzará a los monoplazas?¿Los neumáticos del Carrefour?

Tal es el grado de desencuentro de la FIA con los equipos, que hasta los más históricos del lugar y que siempre han contado con ciertos favores del máximo organismo, no decimos el nombre pero todos sabemos que rojo es su color, le han dado un tirón de orejas. Eso sí, Jean Todt y los suyos se defienden. Lo del tope presupuestario era algo necesario y que podría evitar estas deserciones.

Por su parte Bernie Ecclestone sigue en sus trece de que hasta Suazilandia cuente con su Gran Premio. Más domingos de madrugón.

Más información en Racingpasión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos