A todo el mundo nos cambia la cara cuando cambiamos de coche

Sin comentarios

Los publicistas a veces buscan una última vuelta de tuerca a todas las situaciones. Los dos últimos anuncios de ING y Renault con Fernando Alonso de protagonista son claros ejemplos. Ya comentabamos la ironía del de ING y el R28 al que todo el mundo adelanta y el de Renault no se queda demasiado lejos, aunque desde otro punto de vista.

El anunció comienza con un guiño a la afición por la magia de Alonso, al que solo le podría faltar asombro de Lobato y la frase de turno de Gonzalo Serrano. El resto podría calificarse de normal. Una trama que gira con un Alonso sonriente, demasiado para lo que estamos acostumbrados y que culmina con una última frase lapidaria.

La última frase: A todos nos cambia la cara cuando cambiamos de coche, podría resumir en gran medida el suspiro de placer que dio Alonso tras dejar atras Ron Dennis y Lewis Hamilton tras un año para olvidar y un guiño al bye-bye de Alonso a Mclaren-Mercedes. Otra cosa es que a día de hoy Alonso se esté dando cabezazos por el bajo rendimiento del R28 modelo anuncio ING, más cercano al R27 que al soñado R26.

En una cosa dan en el clavo. Muy poca gente no esboza una sonrisa, aunque sea pequeñita cuando cambia coche, ya sea nuevo o de segunda mano, aunque en este caso Alonso cambie un flamante Mercedes SLR plateado por un Renault Megane Sport amarillo chillón. Aunque visto como está el precio de la gasolina casi es mejor conducir el segundo. Pero no nos engañemos, seguro que a Alonso no le preocupa demasiado esto. ¿Estará él feliz a día de hoy con el cambio?

Vídeo | Youtube

Temas
Comentarios cerrados
Inicio