Compartir
Publicidad
Publicidad

A Sebastian Vettel se le acaba el tiempo

A Sebastian Vettel se le acaba el tiempo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La octava cita del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en Austria puede significar un antes y un después en la temporada de Sebastian Vettel. Una vez más superado por su compañero de equipo y sin posibilidades de entrar en la Q3 delante de los aficionados de Red Bull, se juega todo casi a una carta. La última.

Lo peor es que en esta ocasión no ha tenido ningún problema con el coche, más allá de la adaptación. Una adaptación que ya debería haber conseguido en lo que llevamos de temporada. Muchos creen que sus títulos se han debido a un magnífico monoplaza y que, ahora con un coche del montón (del montón delantero pero del montón), la verdad sale a relucir. Muchos más lo pueden pensar el lunes, si su credibilidad sigue bajando.

No hemos tenido grandes problemas hoy, excepto que no fuimos lo suficientemente rápidos. Daniel ha sido más rápido en la segunda y quinta curva todo el fin de semana. Veremos cómo nos va la carrera; parece que mañana hará más calor y esperamos que podamos hacer un gran paso y adelantar a los otros coches.

Lanzo una pregunta al aire. ¿Os imagináis a Sebastian Vettel con el carrito de polos del Ferrari? ¿O a Fernando Alonso en Red Bull? Si todo el mundo considera al asturiano como el mejor piloto de la categoría, independientemente del coche que tenga, no quiero ni pensar de las diferencias con el alemán que podría cosechar si Daniel Ricciardo, recién llegado está siempre por delante.

Aunque mañana no haga calor, seguro que se caldea el ambiente...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos