Compartir
Publicidad
Publicidad

A Luca Cordero di Montezemolo no le gusta esta Fórmula 1

A Luca Cordero di Montezemolo no le gusta esta Fórmula 1
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La temporada 2011 del Mundial de Fórmula 1 no ha comenzado nada bien para Ferrari. No sólo hablamos de falta de resultados sino de una aparente falta de ritmo en consideración de sus rivales. Hoy mismo, la propia escudería en boca de Stefano Domenicali, reconocía que el Gran Premio de China será la última oportunidad del Ferrari 150º Italia. La aerodinámica no funciona y por ello en Maranello ya están pensando en un plan B.

En ese sentido se han movido las críticas de Luca Cordero di Montezemolo. El presidente de Ferrari se queja amargamente de que la aerodinámica tenga tanta importancia en la Fórmula 1. En sus palabras, en la Fórmula 1, el motor también tiene que jugar un papel fundamental y ahora no lo hace. Eso sin contar que escuece mucho el tema de no poder probar durante la temporada.

Actualmente el 80% del coche depende de la aerodinámica, no se puede continuar así. Los túneles de viento funcionan las 24 horas, pero la Fórmula 1 también es el motor, la mecánica. Esta F1 para mí no está bien. Es absurdo que seamos el único deporte profesional del mundo en el que no se puede entrenar. Los test deben volver, por supuesto prestando atención a los costes. En estos momentos necesitamos un nuevo reglamento que se mantenga en el tiempo y no cambie tanto

En el tema de probar durante la pretemporada, el italiano tiene razón y mucho, pero únicamente tiene sentido si todos juegan bajo las mismas reglas. Osea, mismos días de test paratodo el mundo, sin las triquiñuelas tan conocidas en Ferrari. Y en lo que más razón tiene, algo que todo el mundo piensa, es que la Fórmula 1 necesita de un reglamento estable. Eso sí sería una buena forma de contener gastos. Desarrollar un coche casi de cero cada año es incompatible con la reducción del dinero invertido. Y sino que se lo digan a las escuderías que entraron con la promesa de los 40 millones…

Quizás Di Montezemolo eche de menos aquellas temporadas en las que Michael Schumacher desgastaba el asfalto de Fiorano con tests y más tests. Algo que sólo ellos se podían permitir y que les permitía probar y probar más que nadie. Pruebas que se tradujeron en títulos. Con la limitación de la FIA y la posterior eliminación de los test de temporada, el poder y la ventaja de Ferrari se cortó de golpe y ahí se acabó el dominio. Un título de los últimos seis posibles, sabe a poco en tierras italianas.

Vía | AS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos