Compartir
Publicidad
Publicidad

24 horas de Le Mans. Greaves Motorsport, la victoria de la regularidad. El análisis de la clase LMP2

24 horas de Le Mans. Greaves Motorsport, la victoria de la regularidad. El análisis de la clase LMP2
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si en LMP1 teníamos claro que los Peugeot y los Audi iban a luchar por la victoria, aunque fuesen seis candidatos a la victoria, en LMP2 se podría decir que la victoria estaba totalmente abierta. Aunque tampoco podemos olvidar que sí había algunos favoritos y esos no eran otros que el Oreca 03-Judd de Team Matmut Oreca, el Oreca 03-Nissan de Signatech Nissan o los HPD ARX-01d de Strakka Racing o RML.

Cuatro candidatos entre los que no podíamos olvidar algunos outsiders de lujo y también candidatos por sus méritos contraídos. Greaves Motorsport, anteriormente conocida como Team Bruichladdich, contaba con un más que probado chasis Zytek en su versión 2011 y el esperanzador nuevo motor Nissan mientras que Pecom Racing, ponía en pista el nuevo chasis Lola B11/47 propulsado por un motor Judd-BMW.

lemans24_2011__06_08_2011_1795.jpg

Tampoco nos podíamos olvidar del Lola B11/43-HPD de Level 5 Motosports, el único LMP2 coupe de la parrilla o los dos Oak Pescarolo-Judd BMW de Oak Racing… En resumen, un buen puñado de candidatos para un sólo ganador.

Pero lo que pasó es que Greaves Motorsport hizo de su regularidad la principal baza de cara a la victoria. A lo largo de la carrera varios fueron los equipos que estuvieron en posiciones de podio, casi todos los favoritos, pero en todas las ocasiones, el Zytek-Nissan tenía dos o tres luces en los laterales encendidas (las luces indican si estás en el podio y en que posición).

signatech.jpg

Cuando haces de la fiabilidad y la regularidad tu leit-motiv consigues que pensar en la victoria no sea nada descabellado. Dicho y hecho a pesar de una salida de pista ya en la jornada del domingo que podría haber dado al traste con el trabajo. Tras varios intentos, el amateur Karim Ojjeh, hermano pequeño de Karim Ojjeh (propietario de TAG y dueño del 15% de McLaren) consigue la victoria (segundo en 2005). Tom-Kimber Smith y Olivier Lombard eran los dos pilotos profesionales que completaban la tripleta.

Por detrás, el segundo puesto logrado por Signatech Nissan, con Lucas Ordóñez como piloto amateur de lujo, es un magnífico resultado. Sobre todo teniendo en cuenta los cinco pinchazos que sufrieron a lo largo de las 24 horas. Las siete vueltas de desventaja con Greaves Motorsport suenan a mucho pero teniendo en cuenta lo ocurrido, el segundo escalón suena a victoria. Los stints Frank Mailleux fueron de lo mejor que se pudo ver en la categoría aunque fuesen un intento desesperado por alcanzar al Zytek de Greaves Motorsport.

level-5-motorsports-spa.jpg

El podio lo completó un invitado quizás menos esperado. Scott Tucker, Christophe Bouchut y Joao Barbosa llevaron al Lola-HPD de Level 5 Motorsports hasta el último escalón del podio a tan sólo una vuelta del Signatech Nissan y con más de cinco vueltas sobre el HPD ARX-01d de RML. Quizás la ausencia de los HPD en el podio sea otros de los detalles a tener en cuenta. El grave accidente de Nick Leventis al volante de la unidad de Strakka Racing lastró al equipo durante la calificación aún así consiguió la segunda posición de partida. En carrera, un largo de Danny Watts en Tertre Rouge con vuelo incluido debido a los pianos, daño el LMP2 forzando finalmente el abandono.

Por último, éxito total de la nueva categoría LMP2 con motores basados en propulsores de series. Los tres primeros clasificados finalizaron en octava, novena y décima posición de la general. Resultados que no están nada mal y demuestran que con fiabilidad y velocidad, los LMP2 pueden dar mucho juego.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos