Compartir
Publicidad

24 horas de Le Mans. Audi contra viento y marea. El análisis de la clase LMP1

24 horas de Le Mans. Audi contra viento y marea. El análisis de la clase LMP1
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que Peugeot llegara a las las 24 horas de Le Mans en 2007, ninguna edición había presentado sobre la mesa tanta igualdad. En años anteriores, franceses o alemanes habían mostrado su superioridad antes y durante la cita gala y consiguieron victorias más o menos lógicas. O incluso la tortilla se había dado la vuelta como el año pasado con el fallo en cadena de los Peugeot.

Pero lo de este año ha sido inédito. Igualdad total con los seis coches aspirando a la victoria. Tanto que ha sido la eliminación o los pequeños errores los que han determinado las opciones de unos y otros. Y en ese punto Audi ha sido la mejor, aunque hay que reconocer que hasta cierto punto, la victoria de Fässler-Treluyer-Lotterer no formaba parte del guión.

lemans11_14.jpg

En palabras de Marc Gené, un sprint de 24 horas en el que todos han dado lo mejor de sí mismos. Aunque antes de que todo eso ocurriera, dos Audi se habían quedado por el camino y curiosamente ambos en accidentes ocurridos cuando trataban de doblar a un Ferrari de la categoría GTE Pro. Durante la pasada semana, los pilotos de la categoría GTE se habían quejado de la forma en la que los LMP1 estaban realizando los doblajes. Tanto va el cántaro a la fuente que se acaba rompiendo. Dice una frase mítica del automovilismo que para ganar hay que llegar el primero, pero que primero hay que llegar. Algo que no cumplieron dos de los Audi.

A partir de ahí, un duelo 3 contra 1 entre Peugeot y Audi, en el que el R18 #2 se ha defendido como gato panza arriba, incluso superando alguna que otra maniobra-mala arte por parte del equipo galo. Pero que tras 24 horas de carrera la diferencia entre el primer y segundo clasificado haya sido de tan sólo 14 segundos lo dice casi todo. Magnífica carrera la que nos regalaron Audi y Peugeot. Tenía que ganar uno y ganó Audi con todo el merecimientos. Lo mismo podríamos haber dicho si hubiera ganado Peugeot.

lemans11_16.jpg

Por último un dato interesante. La victoria de la tripleta Fässler, Lotterer y Treluyer hace que por tercer año consecutivo tengamos tres nuevos ganadores en las 24 horas de Le Mans. Si el año pasado fueron Mike Rockenfeller, Timo Bernhard y Romain Dumas, un año antes, eso sí al volante de un Peugeot, Marc Gené, Alexander Wurz y David Brabham colocaban por primera vez sus nombres en el palmarés de la prueba gala.

En Motorpasión F1 | 24 horas de Le Mans 2011

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos