Compartir
Publicidad
Publicidad

24 horas de Le Mans 2011: Mazda celebra el 20º aniversario de su victoria restaurando el Mazda 787b

24 horas de Le Mans 2011: Mazda celebra el 20º aniversario de su victoria restaurando el Mazda 787b
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace 20 años, concretamente en 1991, Mazda sorprendió a propios y extraños consiguiendo una de las victorias más fuera de pronóstico de la historia de las 24 horas de Le Mans. La primera y única victoria de un coche japonés en la prueba francesa y el mayor éxito deportiva de Mazda en su historia. El Mazda 787b además marca otro hito ya que su motor rotativo también entró en los anales de la historia consiguiendo la primera victoria de un propulsor de este tipo y última ya que a partir de 1991 fue prohibido.

El Mazda 787b consiguió que su fiabilidad y regularidad además de su menor peso y el mejor centro de gravedad de su propulsor se impusieran a los todopoderosos Sauber-Mercedes C12 (con Michael Schumacher al volante de uno de ellos), Jaguar XJR-12, Peugeot 905 y Porsche 962C. Dice la leyenda, que conocedor de la fiabilidad del 787b, Takayoshi Ohashi, dio un consigna simple a sus pilotos: atacar como si la prueba fuese una carrera al sprint de 30 vueltas. Dicho casi todo.

Al completarse las 24 horas, el 787b venció por delante de los tres Jaguar XJR-12 con dos vueltas de ventaja sobre el segundo clasificado. El resto de rivales se habían quedado por el camino. Los Mercedes, grandes dominadores de la edición de ese año habían sufrido problemas en la caja de cambios, la unidad de Schumacher, mientras que una bomba de agua dejó tirado a la segunda unidad, que iba líder, a falta de dos horas.

Sin necesidad de bielas y pistones y con cuatro rotores conectados directamente a la transmisión, reduciendo las incómodas inercias, el Mazda 787B de Volker Weidler, Johnny Herbert y Bertrand Gachot completó 362 vueltas al circuito de La Sarthe, recorriendo una distancia total de 4.923,2 kilómetros a una velocidad media de 205,333 km/h. Una victoria con un aura especial en la historia del automovilismo. David vencía a Goliat.

Para celebrar el aniversario, Mazda ha decidido restaurar por completo el 787b y se podrá ver durante esta edición de las 24 horas de Le Mans. Algunos afortunados podrán verlo en directo una vez más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos