Compartir
Publicidad

1 de mayo de 2010 1994. Ayrton Senna, dieciséis años sin el más grande

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal día como hoy, un 1 de mayo de 1994 hace dieciséis años para muchos comenzaría una semana que nos dejaría un montón de imágenes y sentimientos grabados por siempre en la memoria. Tal día como hoy, durante los entrenamientos clasificatorios del GP de San Marino en el circuito de Imola previo a su remodelación Ayrton Senna perdía su vida de forma trágica en la por entonces rapidísima curva Tamburello en la vuelta siete de carrera con un Williams Renault que no terminaba de meter en carril en lo que iba de semana. Se cumplen dieciséis años sin el más grande en la Fórmula 1 (y no porque lo sea para muchos, si no porque lo es).

Ayrton Senna Da Silva, el brasileño de los brasileños en la Fórmula 1. El piloto de los pilotos. El que decía cosas como ‘si vas cómodo es que no vas realmente al límite’ o como que ‘al pasar por Eau Rouge hablo con Dios’. O el que provocó en Alain Prost palabras como ‘la diferencia entre él y yo es que yo creo en Dios, y él se cree Dios’, mientras protagonizaban uno de los duelos más intensos que se recuerdan en la máxima categoría. Un piloto que tal como declara Bernie Ecclestone, hizo que la Fórmula 1 fuera lo que es hoy en día. Aunque sí, para parte de lo bueno fué quedándose por el camino. Dejándonos como él mismo llegaba a pensar que sería si pasaba la tragedia en las pistas: yendo al límite.

Por aquel entonces un servidor no había cumplido ni los 11 años, y ya disfrutaba viendo las gestas de Senna por la tele, siempre con una miniatura Majorette de juguete cerca del mítico McLaren Honda MP4/4 con el que lograra sus dos primeros Campeonatos del Mundo de Fórmula 1. Y recuerdo como si fuera ayer lo especialmente trágico, sonado y diría que hasta escabroso que fue esa amarga clasificatoria en Imola.

Así como la liturgia que se sucedió durante la semana siguiente, desde que se confirmó lo que desde la televisión no hacía falta ni confirmar durante la asistencia en la misma pista, hasta que los restos del bravo piloto regresó a su tierra natal, Sao Paulo. La muerte de Senna y estos momentos fueron la comidilla de esos días en todo el mundo, hasta en países como España dónde la Fórmula 1 era todavía un reducto testimonial y afición de cuatro locos que cada quince o veinte días se quedaba delante de la tele a ver coches dando vueltas a un circuito.

Sirva este post para dar el obligado y correspondiente homenaje al gran Ayrton Senna, que 16 años después todavía provoca que en el monumento levantado en su memoria en Imola rara vez falten flores frescas. Y que cada vez que Fórmula 1, o muchísimas competiciones visiten el circuito piensen en ese trágico 1 de mayo de 1994.

Un 1 de mayo que hay que recordar también la muerte que sólo un día antes se dió en el mismo evento del austríaco Roland Ratzenberger durante la clasificatoria. Motivo por el que comentan personas cercanas a Senna esos días que ya le provocó cierta inquietud que se sumó a la intranquilidad que de por sí tenía, porque su Williams no terminaba de ir como a él le gustaba, y como siempre quería ganarlo todo, como reza el tema del vídeo sobre estas líneas. Fue un fin de semana de lo más negro para la Fórmula 1.

Se me ocurren muchas formas de terminar este post homenaje a Ayrton Senna en Racingpasión, tantas como números y logros que logró este hombre. Pero desde luego ninguna me parece mejor que terminar con el que fue su seña de identidad desde que despuntó en la categoría a bordo de un Toleman Hart en un lluvioso GP de Mónaco de 1984. Sin duda la cita monegasca desde entonces fue, es y será su prueba, su talismán. Y si el GP se de celebraba bajo la temida lluvia, todavía más.

Todavía hoy volver a ver las más que revistas imágenes de Senna negociando todos y cada uno de los virajes de Mónaco, rompiendo con las ruedas los cigarrillos y cerillas que solían ponerle en los guardarraíles de muchas curvas para asegurarse de que aprovechaba al máximo la pista pone los pelos de punta a cualquiera que tenga en las venas cualquier cosa menos horchata. Los pelos de punta para nosotros claro, porque lo que es el propio Ayrton, bien que lo disfrutará todavía.

Vídeos | No46TheDoctor, deboradocasal, AngelaSuny, F17tiestatinos, MrRallyManable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos