Publicidad

Fordita, la manera más bonita de reciclar capas de pintura

Fordita, la manera más bonita de reciclar capas de pintura
7 comentarios

De vez en cuando nos llega alguna historia como la de hoy, que no es exactamente fresca del día, pero no por eso deja de tener su gracia. Fordita: así se llama nuestra protagonista, y es una joya fabricada a partir del reciclado de capas y capas de pintura acumuladas en las fábricas de coches, como si de un precioso y añejo hojaldre industrial se tratara.

Sí, lo de Fordita viene por la marca que más material dio a lo largo de los años para esta maravilla estética, pero otros nombres que se le aplican son ágata de Detroit o ágata de Motor. Capa sobre capa, las más profundas de ellas habrán pasado por el horno en un centenar de ocasiones antes de adquirir el aspecto que nos muestran.

Fordita, ágata de Detroit

¿Pero cómo se formaron estas singulares piedras? Por acumulación de la pintura proyectada a mano sobre las piezas de los coches y salpicada en rincones diversos de la factoría. Esa pintura se acumulaba y de vez en cuando se retiraba. Con el tiempo, alguien las empezó a cortar y tallar. Cuanto mayor la guarrería en la fábrica, más capas de pintura y mayor calidad estética de la pieza final. Cuestión de valor añadido.

Además, desde que entraron en juego los robots y la aplicación electrostático de las pinturas, estas piedras preciosas escasean, por lo que, ¿quién sabe?, quizá en unos años se paguen verdaderas fortunas por ellas.

Vía | Meridianos. ¡Un saludo para Emilio! Vídeo | Alex Atwell

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios