Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Un día en la ciudad como comercial: diesel vs híbrido

Un día en la ciudad como comercial: diesel vs híbrido
5 Comentarios
Publicidad

En el entorno urbano se desarrollan multitud de relaciones laborales día a día. Hoy queremos destacar una sobre el resto: la de un comercial, independientemente del sector en el que trabaje, que se encarga de visitar a multitud de clientes a lo largo de su jornada. Convirtámonos en él por unos minutos.

Nueve de la mañana, un nuevo día. Bajamos al garaje y nos ponemos en marcha. Hoy visitaremos a diez personas en una ciudad de tamaño medio (unos 300.000 habitantes). Salimos de casa y a los pocos minutos nos encontramos con el primer atasco mañanero. Después de unos 15 minutos para recorrer medio kilómetro parece que la vía se despeja un poco y en breve llegaremos a nuestro destino.

¡Vaya! Parece que no hay sitio para aparcar. Daremos un par de vueltas por los alrededores para ver si encontramos algún hueco en el que podamos dejar el coche y si no, no nos quedará más remedio que ir al parking. Después de un par de minutos encontramos uno. Visitamos al cliente, volvemos a nuestro coche y nos ponemos en marcha.

Así durante la mañana, en la que hemos conseguido ver a seis de nuestros clientes. Es hora de comer y volvemos a casa. De nuevo un pequeño atasco nos envuelve en su regazo durante unos minutos antes de que podamos almorzar y reemprendamos de nuevo la marcha.

Llega el final de la jornada y comprobamos cuántos kilómetros hemos hecho: 80. Con un cálculo rápido sabremos lo que hemos gastado en combustible. Nuestro vehículo, un diesel pequeño arroja un consumo combinado de 3,9 l/100 pero en un recorrido mayoritariamente urbano, este se va en el mejor de los casos a 4,8 l/100, lo que se traduce en 3,84 litros de combustible gastado, unos 5 euros.

En un año, y solo por trabajo habremos recorrido casi 20.000 kilómetros, con lo que habremos gastado, como mínimo y solo para cuestiones laborales, unos 1.248 € en combustible. A esto habrá que añadir el mantenimiento del vehículo, que tendremos que pasar al menos una revisión con un coste aproximado de 110 euros.

El día a día de un comercial con un vehículo híbrido

Toyota Yaris Hibrido

Ahora hagamos el mismo trabajo con un vehículo híbrido. Salimos de casa de nuevo a las nueve de la mañana y nos encontramos con el habitual atasco. En él, nos movemos prácticamente con el motor eléctrico y tendremos un consumo prácticamente cero de carburante.

Durante las frecuentes paradas en los semáforos, el motor también se detendrá y en el arranque tampoco sufriremos los altos consumos de carburante como en un motor normal ya que en la mayoría de las ocasiones reemprenderemos la marcha de nuevo con el motor eléctrico.

Al cabo del día, en los mismos 80 kilómetros, habremos gastado unos 2,48 litros de combustible (consumo urbano de 3,1 l/100), lo que se traduce en unos 3,6 euros de gasolina. En esos mismos 20.000 kilómetros que recorremos como mínimo en un año, el gasto de combustible será de 900 euros, con lo que ya nos habremos ahorrado 348 euros. El mantenimiento en esos 20.000 kilómetros es un poco más caro, de 118 euros pero aun así, nos habremos ahorrado 340 euros en total.

Y esto no es todo ya que un vehículo híbrido, con menos peso en el tren delantero, gasta menos ruedas que un vehículo diesel, que tiene un motor mucho más pesado. El gasto de frenos también será menor porque en muchos casos podremos recurrir a la frenada regenerativa con un doble propósito: recargar las baterías y frenar sin producir ningún gasto.

Para este cálculo hemos utilizado dos vehículos iguales, un Toyota Yaris diesel y el nuevo Toyota Yaris HSD, realizando los cálculos para que sean lo más equitativos posibles con el consumo declarado por el fabricante en ciudad. Si por ejemplo, nuestro vehículo diese ya tiene unos cuantos años a sus espaldas, las diferencias y el ahorro será mucho mayor. Este ahorro nos permitirá casi, en mucho casos, que el resto de kilómetros que hagamos ese día (recoger a los niños, hacer la compra…) casi nos salgan gratis.

Foto | Simbiosc

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Inicio