Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Antes ahorrábamos consumo con un coche diésel, ¿es la hora del coche híbrido?

Antes ahorrábamos consumo con un coche diésel, ¿es la hora del coche híbrido?
8 comentarios

Si hablamos de coches híbridos automáticamente pensamos en varias palabras clave: ahorro, bajas emisiones, consumo y autonomía, conducción eficiente. Hace ya para algunos muchos años, para otros algo menos, que la alternativa vox populi era más o menos "¿me compro un gasolina o me empieza a compensar un diésel?". Esa misma pregunta con una pequeña variación se la hace uno hoy en día, pensando cuándo empieza a tener mucho más sentido comprar un coche híbrido antes que un diésel de prestaciones equivalentes.

Todo se reduce, realmente, a valorar qué tipo de uso hacemos del coche habitualmente. Es decir, estimar de forma aproximada, basándonos en cómo lo hemos venido utilizando hasta ahora, qué porcentaje de recorridos los hacemos en entorno urbano, y qué porcentaje en autovía o autopista. La respuesta para el mayor número de personas se decantará por recorrido urbano principalmente, con viajes algo más largos por autovía de cuando en cuando.

Entender nuestra utilización real del coche nos ayuda a decidir qué modelo o qué tecnología nos es más ventajosa. Es igual que cuando nos planteamos la compra de un coche: si sabemos que "le vamos a dar uso" su compra estará justificada; si lo compramos simplemente por el hecho de poseer un coche, la cosa no está tan clara. En el caso de los híbridos no hay diferencia en el planteamiento.

Como concluía un estudio reciente llevado por Toyota, casi el 75% de los recorridos habituales no llegan a los 20 km diarios, en media. Esto significa un predominio del recorrido urbano sobre cualquier otro, ya que solo con aventurarnos en una autovía (en un caso normal) podemos estar recorriendo esa distancia en breves minutos.

No todas las ciudades son iguales, ni el tráfico

Madrid

Madrid no es lo mismo que Badajoz, que Valencia o que Málaga. Las exigencias del tráfico no son iguales, hay zonas complicadas en cada ciudad, pero las distancias a recorrer no son comparables. Por ejemplo, en Madrid, un hipotético recorrido habitual a modo de ejemplo es el que podéis ver en la captura de Google Maps: salimos de casa, nos vamos al trabajo en coche, luego pasamos por un centro comercial a realizar unas compras o similar, y de vuelta a casa: 27,9 km. En una ciudad más pequeña, Mérida por ejemplo (nos vamos al otro extremo) un recorrido habitual similar no llega a los 11 km.

Mérida

Son dos ejemplos al azar. Hay miles de ejemplos y necesidades diferentes que vosotros mismos podéis comentar más abajo, y por eso las características "de ficha" de cada modelo nos orientan a la hora de la compra, pero siempre que tengamos claro nuestro uso, saldremos ganando. En el caso de Mérida, si necesitásemos ir a El Corte Inglés, por ejemplo, deberíamos desplazarnos a Badajoz, a 60 km de distancia: recorrido un 95% interurbano, si no más.

Entonces, ¿cuándo salgo ganando con un coche híbrido?

Auris Híbrido

Siempre que basemos nuestras costumbres de uso del coche en el entorno urbano y cercanías, saldremos ganando en cuanto a consumos de manera clara. Los 3,8 litros que homologa el Toyota Auris Híbrido en circuito urbano son claros. Es algo que se justifica con facilidad si tenemos en cuenta que los consumos tradicionales en ciudad se disparan: atascos, retenciones, circulación lenta aunque fluida. Los tiempos de espera en los semáforos suponen consumo extra e inútil, pues no nos estamos moviendo. El consumo al ralentí, sin sistema start-stop, se puede cifrar en 0,5–0,7 litros a los 100km. Un híbrido consume 0 litros.

Todo el proceso de puesta en marcha consume bastante combustible con respecto a la velocidad a la que nos movemos. Esto en un híbrido se soluciona con el motor eléctrico, lo que supone una ventaja con respecto a los motores de combustión. Incluso a igualdad de consumo interurbano estamos viendo la ventaja de la parte urbana (la que nos lleva llegar hasta la autovía), la ventaja de consumo en salidas hacia áreas de descanso y áreas de servicio.

La pregunta de esta sección se responde una vez que hemos respondido a esta pregunta: y yo, ¿cómo uso el coche en realidad? ¿Cuánto tiempo / kilómetros me paso en autovías y cuanto tiempo / kilómetros me paso en la ciudad, metido en el tráfico? Después hay que tener en cuenta la orientación "de ficha" que nos da unas cifras de consumo homologadas, comprobar costes, y también, importante aunque poco extendido, poner un poco de empeño en realizar conducción eficiente, que nos puede ayudar a salvar aún más dinero en costes.

En Espacio Toyota:

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio