Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¿Tu primera vez en un híbrido eléctrico? "Keep calm" y disfruta de la experiencia

¿Tu primera vez en un híbrido eléctrico? "Keep calm" y disfruta de la experiencia
Sin comentarios

Para todo hay una primera vez en la vida, también para conducir un vehículo híbrido eléctrico. Si estás pensando en adquirir uno, no dudes en solicitar una prueba en el concesionario, o quizás te animes a alquilar uno para estas vacaciones. Es posible que, en el primer contacto, algunos elementos te resulten extraños, pero no temas: hay millones de personas en el mundo que conducen un híbrido eléctrico y no quieren volver a saber nada de los vehículos convencionales. Para quitarnos de encima cualquier recelo, vamos a repasar las principales diferencias que podemos encontrar.

Lo más raro de conducir un híbrido eléctrico por primera vez

Lo primero que debemos tener en cuenta es que sí, nuestro coche híbrido eléctrico tiene cambio automático (aunque existen algunas raras excepciones con cambio manual). El motivo principal es una mera cuestión de eficiencia del sistema, que gestionará de manera electrónica el uso de los dos motores (eléctrico y de combustión) y los cambios de marchas.

Pero para nosotros implica que carecemos de una palanca de cambios al uso y, por tanto, no contaremos con embrague. Solo tendremos los pedales del acelerador y freno, que manejaremos con el pie derecho tal tal como hemos hecho hasta ahora (a menos que seamos pilotos de Fórmula 1). El pie izquierdo lo tendremos completamente libre y cómodamente relajado sobre un reposapiés. Aunque al principio nos resultará extraño y puede ser que nos equivoquemos con los pedales, los híbridos eléctricos como los de Toyota cuentan con sistemas para prevenir cualquier error.

Pedales Iniciacion
Manejaremos los dos pedales con el pie derecho, mientras que el izquierdo se queda completamente libre

La posibilidad de limitarnos a acelerar y frenar según el ritmo del tráfico resulta muy atractiva, sobre todo en ciudad. Si además somos un conductor o conductora novel, apreciaremos que el coche no se quede calado o que podamos conducir con las dos manos en el volante sin tener que estra pendiente de una palanca de cambios.

Primera vez con un híbrido eléctrico: una palanca de cambios sin marchas

Hemos dicho en la sección anterior que un vehículo híbrido eléctrico, por su condición de automático, no tendrá una palanca de cambios al uso. Pero eso no quiere decir que no tengamos una palanca. Al fin y al cabo siempre hay determinadas maniobras que hay que realizar (estacionar, dar marcha atrás, etc.). Para gestionar el comportamiento del vehículo en estas circunstancias, contamos con un selector que (por puro convencionalismo) suele tener la forma de una palanca de cambios y estar en el mismo lugar.

Primera Vez Hibrido 02
El selector tendrá, por convencionalismo, forma de palanca de cambios

Toyota nos explica con gran detalle en este artículo cuáles son las posiciones de esta palanca en sus vehículos Electric Hybrid, aunque por lo general serán muy similares en todos los automáticos del mercado.

  • P (Park): Seleccionaremos esta posición cuando queramos estacionar o inmovilizar el vehículo por cualquier motivo.
  • R (Reverse): Es la marcha atrás de nuestro híbrido eléctrico. Si la seleccionamos, bastará con soltar el freno y empezar a acelerar para circular hacia atrás.
  • N (Neutral): Es similar al punto muerto de nuestro antiguo coche, aunque no lo usaremos en atascos o semáforos. Sí recurriremos a él para mantener el coche arrancado y algunas funciones operativas, como el climatizador, o si tenemos que ser remolcados por una grúa.
  • D (Drive): Seleccionaremos esta posición para iniciar la marcha y circular de forma ordinaria, sea la velocidad que sea. No nos preocuparemos de las marchas, pues el sistema hará el cambio de forma automática.
  • B o S (Brake): También lo usaremos en circulación, pero solo si queremos hacer uso del “freno motor”, muy útil en bajadas pronunciadas para que el coche no se nos embale.

No te asustes del panel de control en tu primera vez

Primera Vez Hibrido 03

Otro aspecto que nos puede llamar la atención es el cuadro de instrumentos. En el caso de Toyota, en este artículo detallan cómo interpretar el indicador de uso del sistema híbrido eléctrico. Puede tener la forma circular de un velocímetro o simplemente una línea recta, pero suele estar dividido en tres zonas por las que nos iremos “moviendo” según hagamos uso del acelerador y el freno.

  • Zona Charge: Bajaremos a esta zona cuando pisemos el feno o hagamos uso del “freno motor” con la palanca en posición B. Un indicador nos avisará de que estamos cargando la batería haciendo uso de la “frenada regenerativa”.
  • Zona Eco: Nos mantendremos en esta zona si circulamos de forma suave, por lo que lograremos una conducción sumamente eficiente y de bajo consumo.
  • Zona Power: Si necesitamos más potencia (en un adelantamiento o al entrar en una rotonda) basta con que pisemos con firmeza el acelerador para subir hasta esta zona. Ambos motores sumarán su potencia para conseguir la respuesta más inmediata.
Gracias al indicador de zona 'Eco', conseguiremos una conducción eficiente y de bajo consumo

En el fondo se trata de un indicador muy intuitivo que al poco rato de conducir veremos casi de refilón. La clave está en no obsesionarse con él y en cambio utilizarlo en nuestro propio beneficio. Con unos sencillos hábitos de conducción, conseguiremos unos niveles de consumo realmente bajos.

Olvídate del sistema de apagado y encendido automático Stop-Start

Primera Vez Hibrido 04

También es común en los vehículos híbridos eléctricos la inclusión de sistemas de parada y arranque automático del motor en detenciones, que en Toyota se denomina Stop & Start. Se trata de un sistema pensado especialmente para la ciudad (aunque no exclusivo), donde es habitual quedarnos parados en un semáforo o en un atasco. Al evitar dejar el coche al ralentí (como hacíamos hasta ahora), podemos ahorrarnos muchos minutos de motor encendido y, a la postre, entre un 5% y un 15% de combustible.

En la práctica, nosotros como conductores no tenemos que hacer nada, pues es el sistema el que decide apagar o no el motor si se dan las condiciones adecuadas en nuestra próxima parada. Si así lo hace, basta con que toquemos el pedal de freno para que el sistema encienda el motor instantáneamente. Con el tiempo, apenas lo notaremos, pues al contar con un motor eléctrico, el apagado y encendido se realiza de una forma más suave de lo normal.

El sistema se encargará de parar o encender el motor automáticamente

Es posible que hayamos oído ciertos mitos sobre los sistemas de apagado y encendido automático, especialmente sobre el consumo de combustible que utilizan o el desgaste que produce en componentes como la batería o el alternador. Al menos en el caso de Toyota, el fabricante se encarga en este artículo de despejar cualquier duda al respecto.

Disfruta de tu estreno en un híbrido eléctrico con los modos de conducción

Primera Vez Hibrido 05

Que un automóvil sea fácil y sencillo de conducir, no quiere decir que tenga que ser aburrido. Y que tenga un sistema que gestione automáticamente el uso de los motores, tampoco quiere decir que no podamos adaptarlo a nuestro gusto. Por eso en la gran mayoría de vehículos híbridos eléctridos (todos en el caso de los Toyota Electric Hybrid) contamos con diferentes Modos de Conducción capaces de ofrecernos experiencias al volante muy dispares. Veamos los habituales en los Toyota Electric Hybrid:

  • Modo Normal: Por decirlo de alguna manera, el estándar para la mayoría de escenarios de conducción. El sistema sencillamente usará ambos motores de la manera más eficiente.
  • Modo Eco: El sistema hará uso preferentemente del motor eléctrico, muy útil cuando salimos de la ciudad y buscamos consumos bajos evitando acelerones bruscos.
  • Modo Sport: Al contrario que en el anterior modo, ahora el sistema prioriza la aceleración y la respuesta del tren motriz, muy adecuado si queremos realizar adelantamientos con seguridad por carretera.
  • Modo EV: Con esta opción, el sistema hará uso únicamente del motor eléctrico. Ideal si queremos circular por ciudad sin producir emisiones contaminantes.
Los modos de conducción nos ofrecen experiencias al volante muy dispares

Realmente los modos de conducción no son exclusivos de los vehículos híbridos eléctricos. Pero, como vemos, tienen todo el sentido del mundo para usar varias combinaciones del motor eléctrico y de combustión.

Imágenes | iStock/Dimarik | Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio

Explora en nuestros medios