Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Por qué elegir neumáticos de baja resistencia a la rodadura?

¿Por qué elegir neumáticos de baja resistencia a la rodadura?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Los neumáticos denominados de baja resistencia a la rodadura se están haciendo cada día más populares y muchos modelos de vehículos equipan en versiones de bajo consumo este tipo de neumáticos de serie con el fin de que sus emisiones de CO2 a la atmósfera y su consumo de carburante sea todavía más bajo.

Pero, ¿qué son exactamente neumáticos de baja resistencia a la rodadura o de baja fricción? Estos vienen de serie en el Toyota Prius o en el Toyota Auris Híbrido y son en parte responsable del bajo consumo global y emisiones de los vehículos híbridos de Toyota. Pero sepamos un poco más sobre ellos.

La importancia de mantener el calor controlado

Toyota Auris HSD

La principal necesidad de unos neumáticos para tener una buena adherencia sobre la carretera es mantenerse en un rango óptimo de temperatura. Por debajo de él, el neumático no tendrá suficiente agarre y por encima, literalmente se destruirá a la vez que verá disminuida también sus prestaciones.

¿Cómo aparece este calor? Es lo que se denomina histéresis, que no es mas que el consumo de energía en forma de calor. En cada giro, la rueda se aplasta contra el asfalto, deformándose y calentándose. Este fenómeno es el responsable del 90% de la resistencia de rodadura de los neumáticos por lo que si se consigue disminuir esta resistencia, el vehículo gastaré menos energía para moverse y consumirá menos.

Los fabricantes de neumáticos lo consiguen gracias a estructuras y procesos de fabricaciones diferentes a los de los neumáticos convencionales, además del uso masivo del sílice en el compuesto de la goma. Todo ello para conseguir que el neumático mantenga la temperatura en la banda de rodadura y no la transmita al resto de la carcasa, donde no es necesario y sólo sirve para disiparlo a la atmósfera y perderlo de forma ineficiente.

A partir del 1 de noviembre de este año, todos los neumáticos dispondrán de un nuevo etiquetado. En él podremos conocer cuál es el grado de eficiencia energética del neumático en una escala que va desde la A a la G, tal y como podemos ver a continuación:

Etiquetado consumo

La clasificación A corresponde a la más eficiente mientras que la G será la menos eficiente. La diferencia de consumo en un mismo fabricante entre un extremo y otro puede rondar en hasta medio litro de combustible a los cien, y en emisiones de dióxido de carbono además, más de doce gramos cada cien kilómetros.

Las prestaciones de estos neumáticos son inferiores lógicamente a los incluidos en la gama de deportivos pero ni su enfoque ni su cuota de mercado están hechos para competir con ellos. Son seguros en cualquier condición, tanto en seco como en mojado, y su duración y ahorro de combustible se nota, y mucho, sobre todo en vehículos como los anteriormente mencionados, que han sido desarrollados pensando en equipar de serie este tipo de neumáticos.

Tan solo hay que pensar que casi el 20% del combustible que se encuentra en un depósito es gastado por los neumáticos por lo que cualquier mejora en ellos lo notaremos rápidamente en nuestro bolsillo.

Más información | Michelin, Goodyear, Bridgestone, Continental, Pirelli

En Espacio Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos